ALTERCADOS Y COLAS

Máxima tensión a ambos lados de la frontera en el penúltimo día de porteo antes de Navidad

Máxima tensión a ambos lados de la frontera en el penúltimo día de porteo antes de Navidad

La frontera de Ceuta ha vuelto a ser este miércoles otro capítulo dantesco. Durante tres horas, hasta las 22.30 aproximadamente, el tráfico de vehículos hacia Marruecos ha quedado completamente paralizado por las restricciones absolutas impuestas por los aduaneros del Reino alauita a la entrada de mercancías en vehículos (coches, motos, bicicletas...) procedentes de la ciudad.

En Ceuta las colas de salida se han estirado hasta Juan XXIII con el área de El Jato, de control municipal, convertido en punto incontrolado de distribución de fardos y la explanada de Loma Colmenar que en verano se encargó acondicionar a Tragsa en un mes para absorber automóviles en este tipo de situaciones todavía no operativa, según han explicado fuentes policiales.

En la parte marroquí se han registrado altercados con detenidos y efectivos de los aduaneros del país vecino heridos, según fuentes policiales, en su afán por acabar con lo que consideran contrabando que genera competencia desleal en su territorio y nutre los mercadillos y los comercios irregulares que también se combaten en las calles de las ciudades del entorno. En su negativa a renunciar a sus bultos, este miércoles en Bab Sebta una mujer ha llegado a despojarse de parte de sus ropas para rechazar el comportamiento de los funcionarios de servicio.

En Ceuta la Guardia Civil ha desplegado a sus unidades antidisturbios para impedir una nueva avalancha de cientos de porteadores que, aprovechando el caos reinante, intentase cruzar la frontera ordinaria con mercancías en lugar de utilizar en su horario de funcionamiento el 'Tarajal II'.

Este jueves será el último día de porteo más o menos consentido. Desde el viernes 22 de diciembre quedará vetado hasta el 8 de enero en un intento que se repite con cada fiesta señalada a ambos lados de la frontera desde hace varios años de facilitar el tránsito de turistas.