Veintiún migrantes han sido hospitalizados en lo que va de año tras entrar irregularmente a Ceuta


Veintiún migrantes han sido hospitalizados en lo que va de año tras entrar irregularmente a Ceuta

- El último extranjero ingresado ha recibido el alta médica durante la madrugada de este sábado tras pasar 17 horas encaramado al perímetro fronterizo

-  La mayoría presenta cortes causados por los alambres con cuchillas que coronan los 8,2 kilómetros de vallado

Un total de veintiún migrantes indocumentados, en algunos casos menores de edad, han tenido que ser trasladados al Hospital Universitario de Ceuta tras acceder irregularmente a la ciudad autónoma superando el doble vallado de seis metros de altura de su perímetro fronterizo terrestre o por la vía marítima.

El último extranjero ingresado ha recibido el alta médica durante la madrugada de este sábado. El joven, de origen subsahariano, ingresó en el Hospital cerca de la medianoche tras pasar 17 horas encaramado al perímetro fronterizo, de donde descendió cerca de la medianoche con cortes y un cuadro de deshidratación, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil y del Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de Inmigración de la Cruz Roja.

Los ingresos hospitalarios de migrantes registrados desde el 1 de enero por la institución humanitaria, cuyos voluntarios se encargan de efectuar el primer reconocimiento sanitario a todos los indocumentados que llegan a la ciudad, vienen motivados en la mayoría de los casos por cortes causados por los alambres con cuchillas que coronan los 8,2 kilómetros de vallado fronterizo que separan la localidad española de Marruecos.

No obstante, también se han contabilizado cuadros de ahogamientos, hipotermias severas, abrasiones, fracturas de huesos, luxaciones y traumatismos graves.

Desde que comenzó 2016 han entrado irregularmente en Ceuta cerca de 650 extranjeros, la mayoría nacionales de Guinea Conakry, en la mayor parte de los casos a bordo de embarcaciones tipo patera equipadas con motor o en saltos en grupo por el extremo norte del perímetro, donde se encuentra el espigón marítimo de Benzú, para el que el Ministerio del Interior está elaborando un proyecto de ampliación que todavía no ha comenzado a ejecutarse.

El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad alberga actualmente a unos 550 extranjeros, ligeramente por encima de su capacidad máxima operativa fijada en 520 plazas, tras la última salida, esta semana, de 69 foráneos hacia Andalucía, donde han sido acogidos por distintas organizaciones no gubernamentales.