Imprimir

“La brecha salarial está en la política de contratos precarios a media jornada o por horas”

J.S. | 06 de marzo de 2019

Reunión de la Plataforma Feminista. Image de archivo.
Reunión de la Plataforma Feminista. Image de archivo.

El 8 de marzo, el gran día para la nueva ola del feminismo global, llega cuando aún resuenan los ecos de la última movilización contra la brecha salarial, otro de los caballos de batalla también en esta huelga general de mujeres y que coincide con la publicación del último informe sobre desigualdad salarial entre hombres y mujeres que realiza anualmente Ghesta, la asociación de técnicos de Hacienda y que señala que la brecha salarial se sitúa en el 36 por ciento de diferencia, habiendo crecido un 469 por ciento en los últimos años.

Dos estudiantes universitarias sostienen un tríptico informativo del Equal Pay DayUn dato que no sorprende a la secretaría de Formación, Igualdad y Migraciones: María Antonia Escobar, de UGT y parte también de la Plataforma Feminista, aunque , admite, la brecha salarial en Ceuta es realmente una incógnita por los diferentes datos –todos negativos, eso sí- que ofrecen los diferentes modelos estadísticos, ya sea el INE (que ofrece datos agregados de Ceuta y Melilla), del Eurostat o de los técnicos de Hacienda, que s se basan en ingresos. Lo que sí está claro, apunta Escobar, es que “en aquellos sectores donde hay mayor presencia de mujeres, los contratos son muy precarios y los sueldos son mucho más bajos”.

Y es ahí donde está la brecha salarial de casi 67.000 euros anuales que calculan los técnicos de Hacienda, señala la sindicalista: “En Ceuta hay muchas mujeres en precario, la brecha salarial está en todo ese tipo de contratos parciales, mujeres contratadas por horas, mujeres contratadas  a media jornada, mujeres que tienen que pedir una reducción de jornada para cuidar a personas mayores, dependientes o sus hijos, ahí está la brecha salarial”.

Una desigualdad que tiene impacto más allá de la nómina, señala, repercute en las ayudas sociales, repercute en los subsidios y repercute, sobre todo, en la jubilación. “No olvidemos que las viudas españolas son las más pobres de Europa. Esa es la brecha salarial”. Pero la brecha salarial se esconde también en grietas invisibles, como los complementos. La turnicidad o la peligrosidad, por poner solo dos ejemplos, no siempre son en trabajos accesibles a la mujer, señalan desde la Plataforma Feminista.

 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/brecha-salarial-politica-contratos-precarios-media-jornada-horas/20190306194652195777.html


© 2019 Ceuta al Día

Ceutaldia

© 2005 – 2016 Ceutaldia.com- Diario Digital