Imprimir

¿Pudo el PP no quitarle un sólo voto a VOX o a Cs el 26M? Las matemáticas mágicas en los votos de derecha

Pablo Matés | 01 de junio de 2019

Las papetas en la derecha son exactas en pérdidas y ganancias de abril a mayo./archivo
Las papetas en la derecha son exactas en pérdidas y ganancias de abril a mayo./archivo

Los resultados electorales del pasado domingo 26 de mayo arrojaron poco menos que un pequeño milagro del Partido Popular y de Juan Vivas. En menos de un mes levantaron la derrota en las elecciones Generales del 28 de abril, cuando fueron tercera fuerza política y en su espectro ideológico fueron adelantados por la derecha por VOX. Vivas remontó un resultado adverso con una intensa campaña puerta a puerta, con las incursiones necesarias en los medios de comunicación y fijando ante todo un discurso central: el PP no pactaría con VOX para gobernar. La idea estratégica era clara, movilizar el voto en la derecha hacia el voto útil ante el miedo a que el PSOE pudiera volver a aglutinar a toda la izquierda y erigirse en lista más votada, donde una vez levantado el muro por parte del PP a VOX, estaba la clave de la futura Presidencia de la Ciudad Autónoma. Le funcionó. Pero mirando al detalle las matemáticas puede que le funcionara con Ciudadanos y no con VOX. Al menos no para robarle votos, sí para dejar a sus votantes en casa. Hay un extrañísimo fenómeno matemático si se comparan los datos de las Generales del 28 de abril en Ceuta con los del domingo 26 de mayo en las municipales y un número que parece mágico: 4.506.

Esa cifra esconde todos los secretos de los votos en el espectro del centro derecha a la derecha. 4.506 votos son las papeletas que se dejaron conjuntamente VOX y Ciudadanos del 28 de abril al 26 de mayo. Y 4.506 es la cifra que resulta de sumar la abstención en las formaciones de derechas de abril a mayo y los votos ganados por el PP de las Generales a las Municipales.

VOX obtuvo 1.513 votos menos y Ciudadanos se dejó una sangría de 2.993 papeletas en mayo respecto a abril. En total suman 4.506 apoyos menos en las urnas. El PP por el contrario pasó de los 8.123 votos que obtuvo Guillermo Martínez el 28 de abril a los 10.527 que logró la lista que encabezaba Juan Vivas el 26 de mayo. Son 2.404 papeletas más. En un contexto en el que la participación pasó del 63,97 por ciento al 56,9 por ciento, 7 puntos menos, 4.239 votos menos a repartir entre todas las formaciones.

Partidos 4506 cuadro 1

¿Cuántos de esos votos que se quedaron en casa se perdieron en el ala derecha del electorado (PP, VOX y Cs)? 2.102. El 28 de abril a las tres fuerzas de derechas les votaron 21.732 ceutíes, el 26 de mayo bajaron a 19.630 votos. Haciendo buena la máxima de que la abstención suele repartirse a partes iguales por barrios ideológicos salvo casos excepcionales como en las Andaluzas del pasado año.

Y he aquí la magia de la cifra de 4.506 votos, los que se dejaron conjuntamente Ciudadanos y VOX en mayo respecto a abril. Si se suman los votos que ganó el PP (2.404) a los que se quedaron en casa (2.102) se obtiene la mágica cifra de 4.506 votos. Ni una papeleta más ni una papeleta menos. Un caso que rara vez se da en una cita electoral. Un caso para Iker Jiménez.

Partidos 4506 cuadro 2

Es decir, traducido a análisis puro y duro electoral, ni uno sólo de los votantes del PP de abril se quedaron en casa en mayo, la abstención en la derecha fue toda para Ciudadanos y VOX y además el PP fue capaz de robarles votos a estas dos formaciones. Un robo histórico de 2.404 votos que catapultará a Vivas a renovar la Presidencia de la Ciudad salvo sorpresa de última hora.

La mayor pérdida fue para Ciudadanos, los naranjas, asumen que con semejante debacle seguramente falló cada uno de los elementos de la campaña, casi idéntica a la que sí les funcionó en las Generales. En VOX hubo marcadas diferencias entre la campaña de las Generales y la de las municipales. La principal la que tiene que ver con los medios de comunicación. Más allá de los vetos a dos medios, Ceutaldia.com entre esos dos, mientras en abril los candidatos departieron a diario con los medios en mayo la formación evitó a los periodistas y redujo su comunicación pública a notas de prensa sencillas en las que se iba desgranando por capítulos parte del programa, sin un realce de los 4 ejes en los que anunció su cabeza de lista, Juan Sergio Redondo, que centrarían su campaña y su programa el único día que sí compareció ante los micrófonos, en el arranque de campaña, en la pegada de carteles. Por el contrario, Juan Vivas hizo una mezcla exhaustiva del puerta a puerta dónde echó el resto y sus apariciones en los medios, dio entrevistas por doquier y no evitó preguntas de los periodistas aunque tampoco compareciera a diario ante los micrófonos.

Pero volviendo a las matemáticas y dejando a un lado lo cualitativo que podría tratar de explicarlas. Cabe una pregunta: De esos 2.404 votos que les robó el PP a Ciudadanos y a VOX en menos de un mes ¿cuántos les robó a Ciudadanos y cuántos a VOX? Es casi seguro que no hay una cifra total, es difícil imaginar que los 1.513 votos que se dejó VOX se fueron al PP y que toda la abstención se cebó en Ciudadanos o al revés. Pero como las matemáticas son exactas, quien quiera afirmarlo puede gracias a la mágica cifra de 4.506 sufragios.

Si se asume que los 2.404 votos que robó el PP se los quitó a Ciudadanos y se suman los 589 votos que restarían aún por explicar que se dejó Ciudadanos a los 1.513 que se dejó VOX arrojan la cifra de 2.102, coincidente con la abstención en la derecha. Si se asume, por el contrario, que los 1.513 votos que se dejó VOX no fueron votantes que se quedaron en casa y sí que se pasaron al PP y le quita a Ciudadanos los otros 891 que aún siguió robando el PP hasta llegar a los 2.404, vuelve a dar los 2.102 abstencionistas en la derecha. Es un círculo perfecto, exacto.

Distritos 1 y 3

En mayo como en abril los distritos uno y tres de la ciudad, el centro y el Polígono y Puertas del Campo se revelaron como bastiones de la derecha. ¿Habrá pasado lo mismo en estos distritos que en el global de la ciudad? No, pero casi.

En el distrito uno, el centro, el PP ya ganó en abril. Entonces recolectó 2.757 apoyos, en mayo subió (lo hizo en todos los distritos) a 3.097, sumó 340 papeletas, creció en más de un 10 por ciento y fue el único partido en rebasar los 3.000 votos en algún distrito. En su mismo espectro VOX se dejó de abril a mayo 137 votos y Ciudadanos 814 sufragios. Tanto VOX como Ciudadanos bajaron en todos los distritos. En total ambas formaciones se dejaron 951 votos en el distrito uno en menos de un mes. Las tres formaciones de derechas capitalizaron la abstención en este distrito, en total votaron 1.132 personas menos que en abril, de las que 619 fueron votantes de centro, centro-derecha o derechas que se quedaron en casa. Si se suman las abstenciones (619) a los votos ganados por el PP (340) en este distrito el resultado es de 959 votos, 8 más que los que se dejaron en conjunto Ciudadanos y VOX. La cifra no es tan exacta como en el global, pero sorprende la baja desviación.

En el distrito 3 el PP asentó gran parte de su crecimiento de abril a mayo. Allí obtuvo 736 votos más, pasando de 2.075 a 2.811, un crecimiento brutal de más del 33 por ciento. Allí Ciudadanos se hundió con 707 votos menos y VOX perdió otros 440 en un distrito que en abril había ganado y en el que se quedó a 607 votos de distancia del PP apenas un mes después. Los populares le dieron la vuelta como un calcetín a un distrito clave en cualquier contienda electoral en unas elecciones y superaron, a pesar de votar menos gente, los votos de VOX de un mes antes.

Aquí no hay aparente correspondencia entre los votos que pierden conjuntamente VOX y Ciudadanos y los que gana el PP más la abstención en la derecha. Aunque sí cercanía.

En el distrito, en total, en mayo votaron 862 personas menos que en abril, de esos abstencionistas, 511 fueron votantes de derechas. VOX y Ciudadanos perdieron en conjunto 1.147 votos de abril a mayo, si se asume que los 511 abstencionistas fueron suyos y se resta esa cifra a la pérdida total arroja un resultado de 636 votos, el PP todavía robó 100 votos más que esa cifra. Lo que obliga a suponer que además de pescar en los votantes de Ciudadanos y VOX se atrajo a algún que otro votante del PSOE en las Generales.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/elecciones-ceuta-2019/pudo-pp-quitarle-solo-voto-vox-cs-26m-matematicas-magicas-votos-derecha/20190531225831201577.html


© 2019 Ceuta al Día

Ceutaldia

© 2005 – 2016 Ceutaldia.com- Diario Digital