Un desprendimiento de tierras obliga a cortar el tráfico en la Carretera Nueva


Un desprendimiento de tierras obliga a cortar el tráfico en la Carretera Nueva

-Ciudad y Delegación han establecido rutas alternativas para poder llegar a la frontera y el Príncipe

La Carretera Nueva se ha visto afectado por un desprendimiento de piedras y rocas provocado por las persistentes lluvias caídas en las últimos meses. El problema se ha producido a la altura del kilómetro 1,1 de la N-352 y mantiene cortada a la circulación en ambos sentidos en el tramo más próximo a la barriada de Juan XXIII. Técnicos de la Delegación del Gobierno y la Ciudad Autónoma han aconsejado mantener cerrado al tráfico el tramo afectado, próximo al antiguo túnel ferroviario, y han establecido un plan de tráfico alternativo entre las dos administraciones, y en el que participan la Guardia Civil y la Policía Local. Ésta es la única medida preventiva que han aconsejado los técnicos.

El tramo afectado, de unos 150 metros de longitud en la zona comprendida entre Juan XXIII y la Avenida San Juan de Dios, ha sido señalizado y balizado, habilitándose un desvío alternativo por la barriada O‘Donnell. La Policía Local ha intensificado sus servicios y se encuentra actualmente regulando el tráfico en la avenida de San Juan de Dios y en El Morro.

Como consecuencia del corte de tráfico que ha provocado esta situación de emergencia, la conexión por carretera desde el centro hacia la frontera y el Príncipe, puede hacerse bien por la Avenida Argentina (la conocida como ‘Cuesta Parisiana’), bien por la Avenida de África. Desde este último punto se puede enlazar con la Avenida Reyes Católicos para dirigirse al Tarajal; con Doctor Marañón para enlazar con Juan XXIII y con el Hospital Universitario y la barriada del Príncipe o con Bada Requena, desde donde se conecta con Teniente Coronel Gautier, Claudio Vázquez y Puente Quemadero (barriada del Príncipe).

En sentido contrario, es decir, desde el Príncipe hacia el centro, el camino más corto sería el que transitaría, en este orden, por las barriadas de Juan Carlos I, Erquicia, Loma Larga, carretera Ceuta-Benzú, Villajovita, Sardinero y Puertas del Campo. Al margen de las actuaciones realizadas para el plan de tráfico, la Ciudad Autónoma ha contactado con taxistas y con la empresa de concesionaria del servicio de autobuses urbanos para comunicarles la situación. La línea de autobuses que une el centro y la frontera no podrá continuar funcionando, aunque sí el resto de líneas, mediante las que los ciudadanos podrán desplazarse entre el centro y el Príncipe.

El delegado del Gobierno, José Fernández Chacón, y el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, han estado en contacto permanente durante toda la tarde, y técnicos de ambas administraciones se han desplazado a la zona afectada por el deslizamiento de la ladera para determinar su alcance. Para el viernes hay prevista una reunión conjunta entre los técnicos del Área de Fomento de la Delegación del Gobierno y de la Ciudad Autónoma para estudiar la solución más adecuada y el plan de actuación. A esta reunión acudirá el jefe de la Demarcación de Carreteras de Andalucía Occidental y Ceuta, que estará acompañado por técnicos de la Demarcación y un equipo de ingenieros y geólogos

Un desprendimiento de tierras obliga a cortar el tráfico en la Carretera Nueva