Mabel Deu considera “demagogia barata” las críticas a la compra de la escultura de Elena Laverón


Mabel Deu considera “demagogia barata” las críticas a la compra de la escultura de Elena Laverón

- La Ciudad que baraja gastar 165.000 euros en una escultura de la artista ceutí, defiende que cumple con un acuerdo plenario en el que se aprobó un homenaje al emigrante

- Asegura que el Gobierno encontró una partida con suficiente dotación presupuestaria dentro del capítulo de equipamiento cultural

La consejera de Educación y Cultura, Mabel Deu, afirma que siente “tristeza” al escuchare la “demagogia barata” en torno a la compra por parte de la Ciudad de una las esculturas de Elena Laverón expuestas en La Marina. Una compra que, insiste, cumple con el acuerdo plenario en el que se acordó un monumento al emigrante. Así respondía, a preguntas de los periodistas, durante la inauguración de la XII Muestra de Arte Postal que se exhibe hasta el 31 de este mes en el espacio expositivo del Teatro Auditorio del Revellín.

Deu asegura que la “posible” adquisición, porque aún es sólo un expediente, cumple con un acuerdo plenario y cuenta con partida presupuestaria, que, explica, “aparecía” con dotación suficiente dentro del capítulo “equipamiento cultural” y que admite adquisiciones de este tipo que pasan a formar parte del patrimonio de los ceutíes, defendió.

Para el Partido Popular, subrayó Mabel Deu, no sólo había presupuesto y oportunidad sino que se trata de la obra de una artista ceutí, reconocida internacionalmente. Restó importancia a que la escultura esté ya en otras ciudades con otros nombres y afirmó que “se podría llamar danza griega o cualquier otro nombre que la le haya puesto” pero que al Gobierno le “parece que simboliza esa solidaridad del pueblo de Ceuta”.

Volvió a insistir en que decir que “con ese dinero se podría dar de comer a muchas familias” es “demagogia barata” y recordó que “la cultura también es una inversión y con la cultura también se da empleo”.

Mabel Deu considera “demagogia barata” las críticas a la compra de la escultura de Elena Laverón