POLÉMICA

La Federación de Montaña intuye que el ICD encargará a algún "conocido" gestionar el rocódromo

La Federación de Montaña intuye que el ICD encargará a algún "conocido" gestionar el rocódromo
rocódromo
Imagen del rocódromo de San Amaro.
La FDMEC augura que la Consejería de Miranda "recurrirá a una empresa a través de un contrato menor de servicio para adjudicarla a cualquiera sus conocidos y abrir dichas instalaciones", de cuyos gastos se hacía cargo la Territorial "desde julio" a sabiendas de que no iban a ser subvencionados.

La Federación de Deportes de Montaña y Escalada de Ceuta (FDMEC) ha respondido este viernes al comunicado del ICD y la Consejería de Deportes de Lorena Miranda para dejar clara su vocación de diálogo con la Ciudad, pero también de transparencia, sobre el uso del rocódromo de San Amaro, vetado ahora a la Territorial.

"La solución al uso del rocódromo por los deportistas federados mientras se resuelve la situación", ha augurado, "está bien clara: recurrirán a una empresa a través de un contrato menor de servicio para adjudicarla a cualquiera sus conocidos y abrirán dichas instalaciones, eso sí, contando como establece la normativa del deporte, con un técnico deportivo de segundo nivel experto en el uso de cuerdas, es decir TDII de escalada, barrancos o espeleología, competente para desarrollar la actividad, no como dice la propia Consejera de Deportes: 'Cualquier TAFAD”.

No sería el primer negocio, pues la Federación también ha aclarado que "la Escuelas de Verano no se programan con esta Federación y no por falta de convenio, como dice la Consejería, sino porque desde enero ya estaba contratada una empresa local para su desarrollo a través de la Casa de la Juventud, como supimos por un decreto firmado por la propia consejera imponiendo que las instalaciones del rocódromo tenían que ser abiertas o cedidas para que dicha empresa realizara sus actividades según el contrato firmado entre ambas, concretamente los viernes de julio y agosto".

Según la Federación, "la obligación de la paralización de la actividad del rocódromo como instalación deportiva no está motivada por la falta de firma del convenio 2021, sino porque desde julio nos hacemos cargo de los gastos que se derivan de su uso aún a sabiendas de que no van a ser subvencionados por el ICD, hecho que no le parece apropiado a la gerente del ICD y a la propia consejera de Deportes, como manifiestan abiertamente en la última reunión mantenida con esta Federación, donde su única reclamación era que se retirara la denuncia interpuesta por la anulación de las elecciones".

"La Junta Electoral Central anula el proceso electoral por un recurso interpuesto por varios federados que no están de acuerdo con las decisiones que toma, por unanimidad de la Asamblea General de la Federación, y sigue el proceso establecido por el propio ICD y la normativa deportiva de la Ciudad Autónoma. Pero a este respecto, el Juzgado que entiende de la demanda presentada dará o no la razón a quien la tenga", ha relatado la FDMEC.

"Dilaciones"

Desde su punto de vista, "esa demanda es el detonante de que la justificación de la subvención concedida en el 2020 sea dilatada en el tiempo, llegando incluso a solicitar el ICD a esta Federación, documentación ya presentada en varias ocasiones reiterando una y otra vez su misma presentación, todo ello como no cabe de otra manera que sea por el registro digital de la propia Ciudad". "A día de hoy y transcurrido más de un mes de la reiteración de la última solicitud de documentos, no sabemos si ha sido aceptada o no, dilaciones como denunciamos en el comunicado anterior sin coherencia y con bastante despropósito", ha añadido.

El proyecto del año 2021, y según manifestaciones de la Técnico del ICD, enlace con esta Federación, fue presentado de los primero en el año en curso, reuniendo todas las condiciones impuestas por la Guía de solicitudes de Subvenciones publicadas por el Gobierno de la Ciudad.

"Esperamos ser citados en breve por la Consejería para una reunión donde se puedan acercar posturas y limar todas las asperezas porque detrás de todas estas diferencias el único perjudicado es el deportista y más concretamente los de menor edad que no entienden por qué no pueden ir a realizar su deporte favorito con sus profesores de escalada, David, Fernando, Salva o Manolo, asegurándolos", ha concluido.

La Federación de Montaña intuye que el ICD encargará a algún "conocido" gestionar el rocódromo