SE CAMBIARÁN

El Gobierno ni valida ni desmiente los 400.000€ en indemnizaciones por las losetas y dice no haber parado

El Gobierno ni valida ni desmiente los 400.000€ en indemnizaciones por las losetas y dice no haber parado
Auténtico peligro en días de lluvia./archivo
Auténtico peligro en días de lluvia./archivo  

El resbaladizo firme de Revellín, Camoens y calle Real es quizás uno de los asuntos que más indignación rutinaria causa en el ciudadano de a pie porque a menudo, precisamente, la superficie ultrapulida de granito verde hacer perderlo y dar con los huesos en el suelo, y en ocasiones en el hospital. Tanto así, que Ciudadanos ponía este jueves una cifra sobre la mesa de la opinión pública: 400.000 euros salidos de las arcas públicas para pagar indemnizaciones a ciudadanos que perdieron pie y se lesionaron por culpa del suelo del centro. El portavoz del Ejecutivo de la Ciudad, Jacob Hachuel, preguntado este viernes por el asunto ni ha validado la cifra ni la ha desmentido.

“No sé de dónde ha salido la cifra. Ni niego ni confirmo”, ha esbozado.

Pero como se sabe que el asunto genera malestar ciudadano. Hachuel acto seguido ha iniciado una de esas defensas de la actuación del Gobierno al respecto que encajarían perfectamente en el manido latinismo de ‘excusatio non petita, accusatio manifesta’.

Así, ha empezado por afirmar que “se van a cambiar y no sólo por un coste”. Aunque el cuándo también ha generado críticas en la oposición, por ejemplo las del diputado del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta (MDyC), Reduan Mohamed, que censuró en un artículo de opinión que el Gobierno no tuviera en consideración los muchos accidentes que están sufriendo los vecinos de la ciudad y prefiera postergar el cambio de losas al fin de los trabajos de la Gran Vía sin mayor argumento que el de no abrir en canal todo el centro a la vez.

Hachuel ha explicado que si se cambian las losetas más allá del coste será porque “evidentemente no fue una buena decisión instalarlas allí”. Y ha proseguido la defensa del Ejecutivo repasando someramente los intentos infructuosos de arreglar tanto resbalón.

“El Gobierno no ha estado ajeno y ha actuado constantemente. Hemos desbastado las losetas por medios mecánicos. Como no función nos hemos puesto en contacto con un instituto especializado y hemos intentado aplicar ácido. Hemos hecho todo lo humanamente posible antes de adoptar la decisión última de cambiarlas”, ha explicado Hachuel.

Aunque el ciudadano de a pie empezó a caerse allá por 2004 cuando se inauguró el primer tramo del Revellín. Y desde entonces persiste el problema.

El Gobierno ni valida ni desmiente los 400.000€ en indemnizaciones por las losetas y dice no haber parado