DENUNCIA CIUDADANA

La basura y el olvido cercan al morabito de Sidi Bel Abbás

La basura y el olvido cercan al morabito de Sidi Bel Abbás
Morabito de Sidi Bel Abbas
Morabito de Sidi Bel Abbas

Hay lugares que destacan por distintas razones y este es el caso del morabito de Sidi Bel Abbas, en el monte Hacho. Es admirable la belleza de la construcción original y el valor paisajístico del entorno natural que lo rodea. Un edificio singular, con almenas escalonadas  que transportan en el tiempo a la senderista que las contempla y que  le dedica estas líneas.

Pero la imagen de postal no dura mucho. La bajada de un pequeño tramo de escaleras que desciende desde la pista de tierra, en dirección a la playa, ofrece una visión bien distinta: la de la basura que se acumula y desfigura por completo el paisaje.

Basura en el litoral
Basura en el litoral

Enormes cantidades de residuos desperdigados, desde la parte baja del morabito hasta la misma playa, atravesando el arco de la muralla de época portuguesa. Bolsas de plástico, restos orgánicos, envases, prendas raídas, un recogedor roto por aquí, lo que queda de una silla por allá, somieres... La imagen se antoja surrealista, cuando no demencial.

¿Cómo es posible que el incivismo de unos, y la condescendencia de otros, llegue hasta tal punto? ¿Qué estamos haciendo mal para que un lugar cargado de historia y de espiritualidad termine convertido en un basurero? Es nuestro deber ayudar a las personas que lo necesitan pero, ¿y si es la Tierra la que la necesita nuestra ayuda?  Es evidente que, en lo que respecta al cuidado del medio ambiente y a la conciencia de planeta como la casa de todos, deberíamos pararnos a reflexionar desde la humildad y la misericordia que, según cuentan, caracterizaron al sabio que hoy da nombre a este hermoso lugar.

La basura y el olvido cercan al morabito de Sidi Bel Abbás