Báñez, De Guindos y Montoro explican a los dirigentes regionales del PP la bondad de sus reformas


Báñez, De Guindos y Montoro explican a los dirigentes regionales del PP la bondad de sus reformas

- La secretaria general de los populares ceutíes, Yolanda Bel, ha pasado el fin de semana en Génova encerrada con seis ministros para tomar nota de las explicaciones de sus políticas

- La popular ceutí acude a la cita en sustitución del presidente regional, Juan Vivas

Yolanda bel ha continuado con las reuniones que están llevando a cabo diversos ministerios con los responsables provinciales del PP de toda España. Bel ha sustituido con su presencia en Génova al presidente regional, Juan Vivas. En las reuniones los propios ministros están explicando a los dirigentes las reformas que están costando mermar el apoyo de la ciudadanía al Gobierno.

Tras un primer día en el que desfilaron por la sala de reuniones de Génova el ministro de Educación y las ministras de Sanidad y de Fomento, le ha tocado el turno al titular de Economía, al de Hacienda y a la de Empleo.

La Secretaria General Yolanda Bel, continúa en Madrid en la Sede Nacional del Partido Popular, asistiendo a las distintas reuniones con los ministros de economía, hacienda y empleo.

Economía

El ministro de Economía, De Guindos, ha lanzado el mensaje de que el plan nacional de reformas fomentará la competitividad. Y ha destacado datos recientes del sector exterior, “que se comporta bien” y debe impulsar la recuperación.

Luis de Guindos, ha asegurado que el plan nacional de reformas que el Gobierno aprobará en los próximos días fomentará el crecimiento económico, la competitividad y la exportación.

Con respecto al comercio exterior, que será una de las claves de ese plan nacional de reformas, De Guindos ha citado datos recientes de crecimiento del sector (4 por ciento), que vienen a probar que se trata de un sector “que se comporta francamente bien” y que es el que “tiene que impulsar la recuperación económica”.

El titular de Economía ha citado también otros de los temas que ha presidido la reunión con los dirigentes del PP, como fueron la coyuntura económica española y europea, la estrategia de la política económica del Ejecutivo y el compromiso firme del Gobierno con el control del déficit y las reformas.

A este respecto, ha hecho énfasis en que pese a las dificultades, en el tercer trimestre y contrariamente a lo proyectado por los analistas, “no hemos visto un deterioro importante respecto del segundo”. “El tercer trimestre todavía no está cerrado, pero dentro de las dificultades no ha sido significativamente peor que lo que fue el segundo trimestre de este año”, ha asegurado.

En cuanto a los Presupuestos para el año próximo, De Guindos ha manifestado que las cuentas públicas van en la senda de reducción del déficit público, que “es importante porque España necesita financiarse” y se trata de un compromiso del Gobierno español, al tiempo que ha explicado que la partida prioritaria desde el punto de vista del gasto público serán las pensiones.

El ministro de Economía ha reiterado que los socios europeos saben de la profundidad y el compromiso del Gobierno tanto en la reducción del déficit como con las reformas económicas, ha destacado que el euro es un proyecto para todos y ha subrayado el proceso de transparencia con luz y taquígrafos al que se ha sometido la banca española.

Hacienda

Por su lado, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro ha explicado a los dirigentes de la formación que las cuentas del próximo ejercicio ratificarán el compromiso del Gobierno de Mariano Rajoy con la austeridad y con el necesario ajuste fiscal que requiere el país.

Montoro ha destacado ante la inminente presentación de los Presupuestos Generales del Estado de 2013: “veremos una economía muy diferente el año que viene si somos capaces de cumplir con los objetivos de déficit de este año”.

En ese sentido, el ministro ha recordado que cuando el PP dejó el poder en 2004 la deuda externa de España (es decir, lo que se debe a los acreedores internacionales) suponía apenas el 33 por ciento del Producto Interior Bruto de nuestro país. Sin embargo, los gobiernos socialistas iniciaron “una espiral de gasto” con cargo a esta deuda, de forma que hoy día su peso ha ascendido hasta el 92 por ciento del PIB. Montoro ha recordado cómo el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya advirtió al PSOE en el Debate sobre el Estado de la Nación de 2007 lo que pasaría si se continuaba recurriendo a esta financiación.

Por lo tanto, el Gobierno se enfrenta a un reto especialmente difícil y por eso el ministro ha agradecido a todas las administraciones el esfuerzo que están realizando a la hora de cumplir con sus compromisos de déficit. Pocos días después de conocerse los datos de ejecución presupuestaria del primer semestre de las comunidades autónomas, Montoro ha resaltado las medidas que se están tomando en el nivel regional, pero ha vuelto a pedir el apoyo y la unidad de todos.

De momento, ha incidido el ministro, la imagen de España como “un socio creíble” ha vuelto a instalarse entre las autoridades comunitarias. Sin embargo, y para no perder de nuevo esta sensación como ocurrió con los años de Gobierno socialista, Montoro cree que se hace más necesaria que nunca la consecución de los objetivos establecidos.

Cristóbal Montoro ha declarado a los presidentes provinciales del PP que las subidas de impuestos decretadas para garantizar los ingresos de la Administración son temporales y que la intención del Gobierno es volver a la situación anterior cuanto antes y siempre y cuando se encauce la senda del crecimiento económico y de la creación de empleo.

Lucha contra el fraude

Igualmente, el responsable de las cuentas nacionales ha apuntado que otra de las acciones prioritarias del Gobierno en política fiscal consiste en la intensificación de la lucha contra el fraude, toda vez que España es de los países europeos con mayor economía sumergida de la Unión Europea. A pesar de la amnistía fiscal prevista por el Ejecutivo.

Por último, Montoro también se ha referido a la reforma de administración local que está preparando su Ministerio y por la que se busca la aplicación estricta del principio de “una administración, una competencia”, es decir, que no se produzcan duplicidades en los servicios públicos y que los entes locales cuenten con una financiación suficiente y ajustada a su realidad.

Empleo y Seguridad Social

La ministra de trabajo, Fátima Báñez, ha subrayado que “desde el primer momento el Gobierno ha apoyado a los pensionistas y a los desempleados”, además de llevar a cabo reformas con el objetivo de “crecer y crear empleo”. Aunque por el momento estén produciendo el efecto contrario al perseguido.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado que “las reformas de hoy son el crecimiento y el empleo de mañana, son nuestro compromiso reformista que dará sus frutos en el futuro”. Así, ha explicado que las medidas llevadas a cabo por su ministerio son un proyecto que exige caminar activamente hacia el futuro, “con los pies más en la tierra que nunca y con la seriedad y el sentido común que faltó durante mucho tiempo en el Gobierno de España”, ha dicho en una nueva crítica a la gestión pasada de los Gobiernos de ZP, argumento que parece ser el denominador común del fin de semana y de la política de comunicación del PP desde que llegó al Gobierno.

Cinco ejes de actuación

Báñez ha explicado los cinco grandes ejes de actuación de su ministerio: tener un marco regulatorio adecuado a la situación que vive España; cambios en las políticas activas de empleo en coordinación con las Comunidades Autónomas; envejecimiento activo de la población y sostenimiento del sistema de pensiones como gran garante de los derechos de los más débiles; lucha contra el fraude; y una apuesta decidida por los emprendedores y los jóvenes con la estrategia de emprendimiento y empleo.

Reforma laboral

Durante su intervención, la ministra se ha referido también a la reforma laboral, y se ha mostrado convencida de que servirá para frenar la destrucción de empleo tan intensa en las fases recesivas y crear empleos estables durante las fases de bonanza.

Desde que se aprobó, ha destacado, muchas empresas de todo signo ahora plantean alternativas al despido y modifican las condiciones laborales para mantener la plantilla. Así, ha señalado que el porcentaje de personas afectadas por medidas colectivas de despido ha disminuido de forma continuada y es 6 puntos menor que antes de la reforma, pasando del 20 al 14 por ciento.

La ministra de Trabajo ha afirmado que se han firmado más de 54.000 contratos de apoyo a los emprendedores, la mitad con menores de 30 años, de forma que actualmente alcanzan el 38 por ciento de los contratos indefinidos firmados con jóvenes.

Además, se ha incrementado en 10 puntos el número de contratos de formación, con lo que esta modalidad comienza a adaptarse a las necesidades del colectivo para el que fue creada. Asimismo, se ha potenciado y reformado el contrato estable a tiempo parcial que ha subido un 25 por ciento

Pacto de Toledo

En materia de pensiones, Báñez ha afirmado que “el Gobierno revalorizó las pensiones en 2012 y en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 los pensionistas seguirán siendo una prioridad.

Por otro lado, respecto a la Seguridad Social, Báñez ha recalcado su apuesta por el envejecimiento activo de la población, para acercar la edad real de jubilación a la legal, a través de incentivos para estimular la permanencia voluntaria en el mercado de trabajo.

“Esta la gran reforma que vamos a llevar al Parlamento en los próximos meses”, ha señalado la ministra, quien ha insistido en el “escrupuloso respeto” del Gobierno al Pacto de Toledo. “No vamos a tomar ninguna decisión que no pase por el Pacto de Toledo”, ha insistido.

En este sentido, ha remarcado que no se va a acelerar el retraso de la edad legal de jubilación, que en 2027 se situará en los 67 años, y ha recordado que la Comisión Europea no está pidiendo a España lo haga. Lucha contra el fraude

Por otro lado, Báñez ha destacado que en el Plan de Lucha contra el Fraude los resultados están también siendo alentadores. Se han aflorado 52.453 empleos, lo que supone un 14,5 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior y una previsible reducción equivalente en el número de trabajadores en las listas de desempleo.

En cuando a las empresas ficticias constituidas con ánimo de defraudar se han aflorado un 536 por ciento más de casos que en el mismo periodo del año pasado. Y el número de contratos simulados detectados también se ha incrementado en un 207 por ciento.

Báñez, De Guindos y Montoro explican a los dirigentes regionales del PP la bondad de sus reformas