Marruecos promete que la nueva etapa entre ambos países “ofrecerá perspectivas sin precedentes a España”

Marruecos promete que la nueva etapa entre ambos países “ofrecerá perspectivas sin precedentes a España”
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al aeropuerto de Rabat-Salé, ha sido recibido por el jefe de Gobierno, Aziz Akhannouch. FOTO MAP
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al aeropuerto de Rabat-Salé, ha sido recibido por el jefe de Gobierno, Aziz Akhannouch. FOTO MAP

La agencia oficial MAP, en un artículo de opinión titulado “La audacia de los estadistas”, defiende el “cambio de paradigma” de España y recuerda que la Historia está reservada solo para políticos “que colocan a su país en la órbita de los grandes cambios geoestratégicos”


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está ya Marruecos. A su llegada al aeropuerto de Rabat-Salé ha sido recibido por el jefe de Gobierno, Aziz Akhannouch, según detalla sucintamente la agencia oficial MAP que dedica un extenso artículo de opinión sobre la nueva etapa que abren España y Marruecos. Una etapa, titulan, que exige la “audacia de los estadistas”.

Lea aquí el artículo íntegro en la agencia oficial MAP

Sin citar expresamente a Sánchez ni al Gobierno español, el artículo de opinión de la agencia MAP, portavoz oficial de la Casa Real, considera que el “cambio de paradigma” en España en relación con el asunto del Sáhara marroquí,”es un verdadero desafío para la clase política española”. Y lanza un mensaje a quienes han criticado el giro del Gobierno de Sánchez, es decir, a todo el espectro político español: “Aquellos que hoy hacen un juicio falso al presidente Pedro Sánchez acusándolo de haber vendido los intereses de España al creer en el plan de autonomía para el Sáhara marroquí están equivocados. Verán rápidamente que el regreso de España a Marruecos en nuevas condiciones ofrecerá perspectivas sin precedentes a su país que nunca han podido imaginar en el pasado. Y también verán que la Historia, la grande, solo trata de estadistas que tienen estatura y altura de visión, que tienen una visión audaz del futuro y que colocan a su país en la órbita de los grandes cambios geoestratégicos en el mundo asumiendo sus responsabilidades”.

“Aquellos que hoy hacen un juicio falso al presidente Pedro Sánchez acusándolo de haber vendido los intereses de España al creer en el plan de autonomía para el Sáhara marroquí están equivocados. Verán rápidamente que el regreso de España a Marruecos en nuevas condiciones ofrecerá perspectivas sin precedentes a su país que nunca han podido imaginar en el pasado.

El artículo, que puede entenderse como la opinión oficial de Marruecos, lanza un mensaje a quienes en España siguen defendiendo un referéndum para que los saharauis decidan su futuro. Una solución, recuerda, que España no desearía para Cataluña y País Vasco. La contradicción es real y concreta. Este argumento principal se derrumba por sí solo frente a otras realidades hispánicas, como la que también prevalece en Cataluña y en el País Vasco español”.

Marruecos aplaude el cambio de opinión de España en el conflicto del Sáhara Occidental aceptando la solución de un autonomía bajo dominio del Reino Alauita, mantener la posición que hasta ahora han defendido los diferentes gobiernos españoles podría ser “contraproducente o catastrófico”, advierte. De este modo además, añaden, se pone punto final a una crisis “poscolonial” y aposturas “retrógradas” y a “impulsos antimarroquíes que a menudo rayan en el racismo institucionalizado”. Una visión de la que culpan en parte los medios de comunicación españoles: “Los profesionales españoles en la caricatura de la realidad marroquí, especialmente en los medios de comunicación, no han sido útiles para ambos países. Durante años, han ampliado la brecha entre los pueblos y han engañado a su opinión pública sobre la realidad ciertamente a veces compleja de Marruecos”.

Y es que, subrayan, esta nueva etapa de las relaciones diplomáticas entre España y Marruecos es el futuro. Pero el futuro tiene un precio: “El precio de la audacia, la inteligencia y la superación de un cierto ‘pavlovismo’ antimoro”.

El cambio de opinión de España es ademas necesario y urgente, advierte:, “en un momento en que se estaban produciendo importantes cambios geopolíticos en la región, inducidos aproximadamente por los Acuerdos de Abraham, la consolidación del liderazgo marroquí en África y el colapso político y económico del régimen militar argelino. (…) Marruecos es una parte integral del futuro de España, por su proximidad por su surgimiento, por su potencial, por su historia compartida, por la profundidad estratégica que ofrece en el Mediterráneo, África y Oriente Medio. Aquellos que no ven esto se ven afectados por una ceguera estratégica que raya en la sucia ignorancia”.

Y es que, subrayan, esta nueva etapa de las relaciones diplomáticas entre España y Marruecos es el futuro. Pero el futuro tiene un precio: “El precio de la audacia, la inteligencia y la superación de un cierto ‘pavlovismo’ antimoro”.

Marruecos promete que la nueva etapa entre ambos países “ofrecerá perspectivas sin precedentes a España”