PLENO

PP, PSOE y Caballas, a favor de un modelo de calendario laboral estable y "ajustado a la realidad social"

PP, PSOE y Caballas, a favor de un modelo de calendario laboral estable y "ajustado a la realidad social"
virgen de áfrica
La festividad de la Patrona, como San Antonio y las Pascuas del Sacrificio y fin de Ramadán siempre entrarían en el calendario laboral con el modelo propuesto.
Los dos partidos mayoritarios, dispuestos a respaldar la enmienda que presentará Ali para acabar con la polémica anual garantizando la inclusión entre los 14 festivos anuales de Reyes, Jueves Santo (legalmente sustituibles), San Antonio, la Patrona y las Pascuas del Sacrificio y el fin de Ramadán a cambio de no pasar al lunes siguiente las festividades que caigan en domingo. El Día de Ceuta será el comodín cuando sea imprescindible.

La ciudad tendrá calendario laboral en 2022 y el acuerdo que se alcanzará esta semana en el Pleno marcará además el camino para intentar acabar con la polémica anual, cada vez más estridente, alrededor de cuáles deben ser las 14 jornadas no laborables de cada año en Ceuta. Al menos el PP y el PSOE están decididos a apoyar la enmienda que presentará Caballas para que entre esas fechas pueda estar siempre tanto Reyes como Jueves Santo (legalmente sustituibles por otras festividades locales) como los días de San Antonio, la Virgen de África, la Pascua del Sacrificio y la de fin de Ramadán.

Para conseguirlo se recurrirá a no trasladar al lunes siguiente esas celebraciones o el resto de festivos nacionales cuando caigan en domingo. El Día de Ceuta tampoco será laborable siempre que se pueda y en años excepcionales en los que, como en 2023, no haya margen, se conmemorará con actos institucionales, según las fuentes consultadas por Ceutaldia.com.

La radicalización de la posición de Vox, que en 2019 y 2020 votó a favor del modelo vigente desde 2010 con Eid El Kebir pintado de rojo, festividad que ahora exige sustituir por el 10 de octubre, San Daniel, y la negativa del resto de los grupos de la oposición a seguir dejando fuera del calendario laboral Eid Al Fitr, había puesto a la Asamblea al borde del esperpento de no ser capaz ni de adoptar un acuerdo al respecto.

La solución al entuerto pasará por intentar consensuar hasta donde sea posible un modelo “estable” y “acorde con la realidad social de Ceuta” que, sin quitar ninguna de las fiestas tradicionales, permita dar cabida también al fin de Ramadán.

No se trasladará al lunes en ningún caso ningún festivo, local o nacional, que caiga en domingo y en cada calendario laboral anual entrarán como no laborables la Virgen de África, San Antonio, la Pascua del Sacrificio y la de fin de Ramadán, así como el Día de Ceuta siempre que sea factible

El 1 de enero; Viernes Santo; el 1 de mayo;  el 15 de agosto;  el 12 de octubre; el 1 de noviembre; el 6, el 8 y el 25 de diciembre son, de acuerdo con la normativa, insustituibles siempre que caen de lunes a sábado. Reyes y Jueves Santo sí se pueden reemplazar, pero Caballas opina que también hay que considerarlas inamovibles “tomando en cuenta que se trata de fechas muy arraigadas entre los ceutíes”.

A partir de ahí, "para acomodar cinco fechas [el Día de Ceuta, San Antonio, la Patrona y las dos Pascuas islámicas] disponiendo de un cupo máximo de tres será necesario hacer uso del mecanismo legal que permite no trasladar al lunes los festivos que caen en domingo, lo cual tiene además una lógica indiscutible: todos los años naturales tienen al menos uno de los quince posibles festivos que cae en domingo, lo que permitirá la inclusión siempre de cuatro festivos locales seguros y el quinto en aquellos en los que sean dos”, argumenta Caballas.

En 2022, por ejemplo, la propuesta del PP ya hace sitio a todos los festivos salvo a Eid Al Fitr, algo que se conseguiría con sólo no llevar al lunes 26 de diciembre la festividad de Navidad, como ya hacen los de Vivas con el Primero de Mayo y plantean en sus enmiendas el PSOE y el MDyC. Cuando, como en 2023, solamente coincida en domingo una festividad nacional o local, el Día de Ceuta, el 2 de septiembre, sería celebrado “mediante los pertinentes actos institucionales organizados al efecto”, pero sin el carácter de no laborable que sí tendrá el resto de ejercicios.

PP, PSOE y Caballas, a favor de un modelo de calendario laboral estable y "ajustado a la realidad social"