PLENO

PP y Vox rechazan revisar la política de menores e insisten en que prime su condición de migrantes

PP y Vox rechazan revisar la política de menores e insisten en que prime su condición de migrantes
ZSesión plenaria
Sesión plenaria

La primera sesión plenaria de otoño comenzó de nuevo con niveles de alta tensión. ¿El motivo? La propuesta de Caballas de revisar la política sobre menores extranjeros no acompañados, que encontró con el rechazo frontal del Gobierno de Vivas con el apoyo de Vox, que defendieron que la condición de migrantes debe primar a la de menores.

La coalición Caballas planteaba tres cuestiones al respecto: la construcción de unnuevo centro de acogida, la ampliación de la plantilla y el refuerzo de los planes de formación e integración. Todas contaron con el recazo de los votos de PP y Vox.Por su oparte, desde MDyC, que abogó por votar por separado cada una de las propuestas, rechazando la ocnsrucción d enunnuevo centro dadas las circunstancias actuales, e medio de una pandemia y una crisis de dimensiones nunca vistas. 

Mohamed Alí recordó que la Ciudad tiene las competencias para la atención de los niños migrantes y “supone su responsabilidad, unida a una exigencia que se asuma con todas las garantías para llevarse a cabo”. Algo que, indubitadamente, considera el portavoz localista, no se cumple. “La actuación de este Gobierno en materia del área de menores se ha caracterizado por la provisionalidad y la falta de soluciones a problemas concretos que se han planteado a lo largo de los años: infraestructuras, personal y la formación e integración social que requieren los menores”, denuncia, “las infraestructuras, las naves prefabricadas, el aula donde comen, no reúnen las condiciones, eso es un descampado, en verano hace un calor insoportable y cuando llueva será un barrizal”.

Para Alí, primar la condición de migrantes cuando se trata de niños “pone en el ojo del huracán” a los menores y toca hacer balance: ¿Se ha reducido el número de menores? ¿Están mejor atendidos? ¿Se han repatriado? “No, con mayúsculas”, resumía Mohamed Alí. El portavoz de caballas recordó además que fue la Fiscalía la que instó al Gobierno a dotar a los menores extranjeros de pero el proyecto 2sigue guardado en un cajón”. “Estamos volviendo para atrás”.

Argumentos que rechazó frontalmente y con vehemencia la responsable del área, la consejera de presidencia, Mabel Deu, que reivindicó que su giro en la política de menores está “motivada por la ciudadanía “ y por las conclusiones del Observatorio del Niño que considera que  

“el modelo tradicional es insuficiente para atender a estos menores de edad, la dimensión del problema de estos menores excede del campo de nuestras fronteras requiriendo colaboración del estado español y la UE, pero es más, el reparto competencias exige más que nunca de una estrecha colaboración y de un marco de colaboración para garantizar que ols niños reciban la protección que merecen”. A todo ello, sumaba Deu, se une el aumento de la entrada de menores extranjeros, 394 a 25 de septiembre, “y todo ello con pandemia, decreto d alarma y la frontera cerrada”. “¿Hasta qué número cree que debemos seguir acogiendo a menores? ¿400, 500, 1.000?”, interrogaba. “Nuestra población es el 0.02 de la población total de España, pero acoge al 4 por ciento de los menores, con una presión que multiplica por 30 la la media nacional”.

Para el Gobierno, explicó Deu, la única solución es la aplicación del acuerdo de 2007 entre España y Marruecos para la devolución de estos menores migrantes, algo que el Renio Alauí jamás ha cumplido. 

Deu también reprochó los localistas que no hayan participado en la comisión informativa al respecto ni en las iniciativas conjuntas con Melilla. Una comisión a la que no acudirá Caballas, explicó Mohamed Alí, pues no coinciden con la base del argumentario del Gobierno y Vox, que consideran que no son niños sino migrantes, contradiciendo la declaración universal de los derechos del niño que, subraya, “la condición de niño es inalienable, la condición de inmigrante no puede estar por encima, esto se lo han inventado ustedes y su socio de extrema derecha”. “Efectivamente Marruecos está incumpliendo el acuerdo, ¿quiere que lo diga más alto? ¿Y qué hacemos? ¿Incumplimos también la Ley, nos convertimos en un papis mediocre? No, esto es España y hay que ser orgulloso de nuestra democracia y de nuestro estado de bienestar, donde ella personas tienen un valor, ¿qué país quieren ustedes, de qué quieren presumir?”

Argumento que Mabel Deu considera pura demagogia: “A pesar de su demagogo argumento estas son las consecuencias de un fenómeno que tiene mil caras, no se trata solo de  niños que han llegado con enfermedades irreversibles que requieren atenciones que nos desbordan que impulsan el desembolso de 40.000 euros anuales. ¿Dónde ha visto que nos quejemos?”.

Deu también reprochó a Caballas que se haya desmarcado de las peticiones del Gobierno d ella Ciudad, conjuntamente con Melilla, reclamando la repatriación y reagrupación familiar “con sus familias que en algunos casos están a cuatro kilómetros al otro lado de la frontera”; el traslado de a la península de los que no puedan ser repatriados, un nuevo centro, la revisión de la normativa; contacto permanente con el Gobierno y una frontera inteligente . Medidas que supondrán sin duda un avance notable en este sentido”.

Pero si la tensión se elevó hasta niveles insanos fue con la intervención del portavoz de Vox, Carlos Verdejo, que insistió en su lema “fuera MENAS” y acusó al portavoz socialista de haber dicho que cada ceuta debe alojar aun MENA en su casa” pero rechaza la conversión de la prisión de Los Rosales en un centro d empernes “con los muros bien altos”. 

Respecto a Caballas, Verdejo, fiel a su estilo pendenciero, invitó a Mohamed Alí a que “si os quiere se los lleve” , acusando a la formación de ganar influencia gracias a “chiringuitos pro MENA”. “Querrá usted poner un palacio a los MENA”, ironizó Verdejo en tono burlesco, “menos mal que no están ya en EMVICESA, esos menores viven mejor que algún ceutí, todo el dinero que se invierte en esos MENA no se invierten en ceutíes y españoles”.  Verdejo llegó incluso a reprochar a Caballas, aunque no viniese a cuento, que Caballas se manifestara en defensa del rapero Valtònyc y sus críticas al Rey y“contra las víctimas de ETA” con “versos que me da vergüenza repetir”. 

Para el PSOE, el área de Menores “es una competencia de la Ciudad, adquirida en su momento y que supone una responsabilidad, unida a una exigencia que se asuma con todas las garantías para llevarse a cabo”.“ Además, recuerda, “el Ejecutivo anterior, dijo que no era el momento de hablar de infraestructuras. Llama la atención cuando fue la Fiscalía la que ordenó acometer la infraestructura adecuada para albergar a menores con las mínimas garantías”. "El Gobierno fue que acordó construir un nuevo centro de menores extranjeros no acompañados; se elaboró un proyecto y había una dotación económica para su ejecución; posteriormente pasa 2019, legamos a octubre y hay un nuevo ejecutivo del PP pero seguimos en la misma situación”.

La portavoz de MDyC, Fatima Hamed, dedicó las primeras palabras de su turno de intervención para responder a Verdejo (Vox):  “Donde usted dice fuera MENA yo digo fuera fascistas, somos un país democrático, que se caracteriza por atender las personas, lo recoge en nuestro himno, hablamos de niños a los que no se les puede dar una patada y nuestra obligación legal una vez que están en nuestro país es atenderles, eso es indiscutible en tanto en cuanto no haya soluciones a más altos niveles”.

“Fuera mena es un argumento deleznable”, zanjó Mohamed Alí cerrando el debate, “es poner en el disparadero a un colectivo que no lo merece, por cierto, esto sí que llama la atención si les queda cordura. Es rotundamente falso que los MENA se dediquen a delinquir con carácter general. Según las estadísticas oficiales, la mayoría de los delitos cometidos por menores son españoles, igual hay que echarlos también, señor Verdejo”.

PP y Vox rechazan revisar la política de menores e insisten en que prime su condición de migrantes