INVESTIGACIÓN

Tienda de coches gerenciada por condenado por apropiación indebida vende mascarillas caras. Y pica el Gobierno

Tienda de coches gerenciada por condenado por apropiación indebida vende mascarillas caras. Y pica el Gobierno
Concesionario que aparece en Google maps en la dirección que figura en la factura.
Concesionario que aparece en Google maps en la dirección que figura en la factura.  

El Gobierno, que niega tener vínculos con esta empresa, con web en construcción, administrada por un trabajador de amgevicesa y con un concesionario de coches gerenciado por un condenado por apropiación indebida, podría haber pagado un sobre precio de hasta 150.000 euros en un expediente avalado por Deu


Todo lo que rodea a la empresa a la que el Gobierno de la Ciudad Autónoma ha comprado, vía decreto de urgencia, sin licitación pública y sin competición entre ofertantes, un lote de productos sanitarios por valor de 390.500 euros parece sospechoso. Lo principal es lo que denunció de forma pública, bajo amenaza de acudir a la Justicia, si el Gobierno no ofrecía explicaciones sólidas, el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta (MDyC) el pasado jueves: se han pagado 400.000 mascarillas quirúrgicas muy por encima del precio de mercado.

¿Cuánto más caras? Bien, según se puede ver en la factura proforma (que implica un compromiso firme) que blandió la portavoz del MDyC, Fátima Hamed, ante los medios en su comparecencia, las 400.000 mascarillas que ha comprado el pueblo de Ceuta con su dinero se han pagado a 256.000 euros sin IPSI, con IPSI 257.280 euros. Cada unidad a 0,64 euros sin IPSI y a 0,6432 con IPSI. Ese precio, en el mejor de los casos, está 25 céntimos de euro por unidad por encima de lo que dicta el mercado, pero no el de mayoristas, el de minoristas.

Un sondeo rápido a Internet ofrece una coincidencia mayoritaria: un lote de 50 mascarillas quirúrgicas se vende a 0,39 euros la unidad impuestos incluidos. Pero eso es para comprar una caja de 50 unidades, en un lote de 400.000 mascarillas entrarían 8.000 de esas cajas, con lo que lo normal sería que el precio bajara. Tanto o más que desde el MDyC han asegurado que tras la denuncia un empresario local se ha puesto en contacto con ellos para aseverar que en ese volumen las vendería a 0,22 euros la unidad. En internet las hay incluso al por mayor por 0,19 euros.

Esto es, dando por bueno el precio minorista de 0,39 la unidad el precio de esas 400.000 mascarillas sería de 156.000 euros, 100.000 menos que lo que ha pagado el Gobierno, si esa oferta de a 0,22 euros la unidad es real, el sobrecoste pagado por el Gobierno ascendería a los 168.000 euros.

En el comunicado con el que el Gobierno salió al paso tras la denuncia del MDyC, el Ejecutivo ni tan siquiera cuestionó que hubiera pagado el material más caro. Se limitó a negar que tuviera cualquier relación de afinidad con la empresa y a justificar la emergencia de la compra para tener material de sobra para abordar lo que venga de la pandemia, como si el contexto fuera el mismo que en primavera cuando no existía producción ni stock suficiente para alimentar la demanda mundial de suministros sanitarios y el Gobierno Central se vio obligado a fijar un precio máximo de venta al público de estas mascarillas de 0,96 euros. Sin expresarlo claramente el argumento vendría a ser que se asume pagar más porque no sería fácil encontrar a alguien con 400.000 mascarillas en el almacén dispuesto a suministrarlas a toda velocidad. Y ese alguien no es conocido. Aunque en el futuro es probable que alguien tenga que justificar como se llegó a dar con esa empresa, porque hasta ahora en ese sentido lo único que hay es esta frase de ese comunicado: “Se efectuaron consultas con empresas certificadas en material sanitario antes de encargar la adquisición”. Que conste en el expediente sólo se pidió precio y sólo para el gel a unos almacenes locales.

El expediente al ser de Emergencia lo firma el propio Presidente, Juan Vivas, el único que tiene competencias para ello. Pero el armazón del mismo sale de la Consejería de Presidencia y Relaciones Institucionales que dirige la vicepresidenta Primera del Gobierno, Mabel Deu. Se involucran buena parte de sus directores generales y ella misma, según el MDyC, firma un informe final que da el visto bueno a todos los anteriores, dado que no sólo se decreta esta compra, también otros servicios y adjudicaciones vinculados a la pandemia.

Un concesionario de coches que vende mascarillas

Pero y ¿quién es la empresa y el brillante empresario que ha logrado colocar en el mercado un producto con semejante margen de beneficio?

Si el precio de las mascarillas (no es el único producto de la lista que podría tener sobrecoste) ya es sospechoso de que algo no se ha hecho bien cuando se desciende a identificar al vendedor afortunado por el dedo del Gobierno la cosa adquiere un color más oscuro.

De nuevo hay que remitirse a la factura proforma que mostró Hamed a los medios durante su comparecencia. En la misma se puede apreciar que el nombre comercial que figura es Clinic Advance Resources, un CIF y una dirección: calle Juan Antonio Gallego, número 38, El Cuervo, Sevilla.

Lo curioso es que el CIF corresponde a una empresa de Ceuta, el identificable B51. Una empresa que se llama Car Broker Online SL. En el nombre comercial para la venta de productos sanitarios la palabra ‘clinic’, clínico en inglés, en el que se esconde detrás del CIF, ‘Car’, coche en inglés.

La sociedad tiene como domicilio la calle Españoleto, en el Morro, y en los registros de bases de datos sobre empresas, el que aparece como administrador único es Jesús Manuel Valenzuela Guerrero.

Esa sociedad, que a efectos legales y prácticos es la que facturaría a la ciudad la venta, no tiene ni un año de vida operativa, comenzó su actividad, el 19 de diciembre de 2019 y en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) está inscrita en el código 451: “Venta de vehículos a motor. Compraventa de vehículos nuevos y de ocasión, la venta de recambios y sus accesorios, la revisión y reparación de toda clase de vehículos a motor, chapa, pintura, mecánica y electricidad. Alquiler de vehículos sin conductor…”. Es decir es un concesionario de coches.

Y efectivamente, en la dirección que figura en la factura, la de la localidad sevillana, lo que aparece si se busca en Google es un concesionario de coches de la marca coreana Ssangyong. Aunque siguiendo el hilo en la red parece que también ofrece Hyundai y Kia. Al menos así aparece en una especie de guía digital de negocios de El Cuervo y referencia curiosamente el mismo teléfono que también aparece en la factura proforma que aceptó sin pestañear el Gobierno para comprar mascarillas quirúrgicas, termómetros infrarrojos, garrafas de gel hidroalcohólico, litros de desinfectante y máquinas de desinfección por 390.000 euros.broker car revellin

Es más, en las fotos que ofrece Google Maps al buscar este concesionario hay un puñado de ellas subidas por un usuario apodado Car Broker Automoción, y entre ellas hay fotos de una muestra de coches realizada durante un Black Friday en el paseo del Revellín, además de fotos del concesionario de la localidad sevillana.

¿Sin certificado para suministrar productos sanitarios?

No pierdan el hilo que viene lo mejor. ¿Recuerdan lo de las “consultas con empresas certificadas en material sanitario antes de encargar la adquisición”? A estas alturas se desconoce si la empresa goza de ese certificado o no. Según aseveran desde el MDyC, en el expediente no está aportada la certificación.

¿Recuerdan lo de ningún vinculo con la empresa desde el Gobierno? El administrador único y socio unipersonal según los registros de Car Broker On Line es trabajador de una sociedad municipal, AMGEVICESA, según ha podido confirmar por varias fuentes esta investigación.

Pero si se sigue tirando del hilo, sin salir de la red, antes o después tras unos cuántos clics y búsquedas específicas aparece un perfil en la red social especializada en el ámbito laboral Linkedin, el perfil del empresario Bonifacio Rodríguez Gascón. Él mismo se identifica como gerente de una empresa, Car Broker, radicada en El Cuervo. En su portada en la red, eso sí, aparece también el logotipo de Broker Clinic y Smartcitys Solutions 5G.

prefil linkedin boni

“Cumplo este año mi 30 aniversario en el sector de la automoción”, reza en su perfil Rodríguez Gascón. En apariencia, gráfica y geográfica, se trataría de la misma empresa.

En su trayectoria profesional, Rodríguez Gascón fue administrador de otra empresa local, también del sector de la automoción, Almar Ceuta Cars Sl (en las bases de datos sigue saliendo como cargo activo, administrador y socio único). Pues bien, Rodríguez Gascón y su empresa fueron condenados en febrero de 2019 por apropiación indebida, según publicaron en el diario El Faro y en el digital La Verdad de Ceuta. A grandes rasgos, alguien le dejó un coche para que lo vendiera por 23.000 euros, lo vendió por 23.690 euros, y nunca vio el propietario los 23.000 euros, por lo que los hechos acabaron en el juzgado. El día que lo condenaron tenía otro juicio pendiente por el mismo delito, pero a la inversa, cobró un coche que nunca llegó a su propietario.

Web en construcción

Si todo esto ya llama la atención, si se rastrea la web de una posible empresa de venta de material sanitario que responda al perfil de la que ha vendido el material, la sorpresa aumenta. Brokersolutions.es está en construcción.

web broker solutions

No referencia ni un teléfono ni una dirección, pero ofrece un catálogo de mascarillas, termómetros y tests rápidos, pero a la vez no se han molestado ni borrar de la plantilla las fotos de ejemplo que suelen aparecer en productos web precocinados y listos para que el cliente los rellene con su contenido. Así aparecen bicicletas, cascos, mochilas y más cosas que nada tienen que ver ni con la automoción ni con lo sanitario.

Bajo el logo de Broker Clínic se puede incluso pinchar en los “términos y condiciones” o en la “nota de envío” en caso de realizar alguna compra. No se esfuercen, están en blanco.

Aún así, a pesar de la web en construcción, quienes en el área que dirige la vicepresidenta del Gobierno, Mabel Deu, armaron el expediente del decreto de emergencia en el que se incluye la compra y que da por bueno la propia Deu y el propio Vivas con sus firmas, alguien logró encontrar esta empresa, este cif y aquella marca que aparece en la factura proforma de la que hablamos al principio: Clinic Advance Resources, y cuyo nombre comercial ofrece cero resultados concluyentes o que lleven a esta empresa en los buscadores. Poco menos que un milagro si se atiende a que el Gobierno lo primero que hizo no fue cuestionar que hubiera pagado de más, sino que tuviera cualquier vínculo con la empresa.

Tienda de coches gerenciada por condenado por apropiación indebida vende mascarillas caras. Y pica el Gobierno