PLENO

Verdejo tacha el Ingreso Mínimo Vital de “un derecho para holgazanes que no quieren trabajar”

Verdejo tacha el Ingreso Mínimo Vital de “un derecho para holgazanes que no quieren trabajar”
Carlos Verdejo, portavoz de Vox
Carlos Verdejo, portavoz de Vox
La mascarilla y la distancia entre diputados es la única señal de cambio en la nueva normalidad. Lo demás sigue igual. El mejor ejemplo tiene nombre propio: Carlos Verdejo.

En su primera intervención, el portavoz de Vox echo mano a su sonrojante argumentario para rechazar la posibilidad de que el IMIS y el nuevo Ingreso Mínimo Vital que ha aprobado el Gobierno central fueran compatibles. No es una ayuda para las familias necesitadas, rechazaba ofreciendo su propia “traducción al lenguaje coloquial de la calle” de lo que supone el IMV: “un derecho para holgazanes que no quieren trabajar vivan menor que quienes trabajan”.

Una afirmación que al término del debate trató de amortiguar. “No he querido llamar holgazanes los ceutíes, pero entre los que recibirán el IMV hay holgazanes”, trato de matizar Carlos Verdejo. Pero su intervención no se había limitado a calificar de “holgazanes” a todos o parte de los perceptores del ingreso mínimo, para Verdejo, el IMV es “el primer paso a la cartilla de racionamiento”, un subsidio nacido con “voluntad de clientelismo”. “Cuanta más gente vida del Gobierno y no del fruto de su esfuerzo, mejor”, comparó con sarcasmo el portavoz ultra.

Efecto llamada parcial

Para Verdejo, además, cómo no, el IMV sirve también de “efecto llamada”, pero no un efecto llamada sino en concreto uno con la colaboración de “youtubers magrebíes”, al que se suma la propuesta de Unidas Podemos de regularizar a los inmigrantes.

Unas comparaciones que indignaron a la oposición. Para la portavoz de MDyC, Fatima Hamed recordó a Verdejo que su líder, “Santiago Abascal ha vivido de esas paguitas todo lo que ha podido, por no decir que toda su vida activa”. “Los de VOX no aceptan paguitas salvo que sean para los suyos”.

Mohamed Alí (Caballas) quiso “desmontar falacias como el efecto llamada, que para Vox es solo para los magrebíes, no de África entera, solo de los magrebíes”. Alí recordó además que el IMV exige un año de residencia legal continuada. "Decir esto es desleal con España, no con el Gobierno, además de llamar holgazanes a la gente mientras tenemos al FMI alabando la medida y sin embargo Vox, sigan por este camino, llamando holgazanes ala gente y sin resolver los problemas”.

Verdejo tacha el Ingreso Mínimo Vital de “un derecho para holgazanes que no quieren trabajar”