Chorradas, cháchara y prepotencia


Chorradas, cháchara y prepotencia
Ayer saltó la indignación en esta pequeña localidad que es la Blogosfera 2.0 y sus aledaños. Una empresa, supongo que es una consultora, había hecho público un estudio sobre la irrelevancia (chorradas o cháchara) de la mayoría de los mensajes en Twitter. A mí se me ocurren decir varias cosas al respecto: 1) La consultora hace [...]


Ayer saltó la indignación en esta pequeña localidad que es la Blogosfera 2.0 y sus aledaños. Una empresa, supongo que es una consultora, había hecho público un estudio sobre la irrelevancia (chorradas o cháchara) de la mayoría de los mensajes en Twitter. A mí se me ocurren decir varias cosas al respecto:
1) La consultora hace su estudio pensando que Twitter es una especie de canal de noticias. Twitter puede ser un canal de noticias, incluso una fuente primaria de información, pero lo que sea Twitter en cada caso dependerá del usuario, de como lo emplee y del tipo de contactos que mantenga.
2) Yo puedo configurar mi cuenta de Twitter como quiera, pero lo que es absolutamente importante en estas herramientas de comunicación es la bidireccionalidad. Es lo que le da un valor añadido, porque para recibir noticias existe el RSS y mucho de los usuarios de Twitter también lo son de RSS.
3) Creo que la intención de este estudio es comercial, es decir, es ver la potencialidad de Twitter para muchas empresas como herramienta de publicidad y visto así puede que el estudio tenga su buena parte de razón, aunque deja de señalar aspectos importantes.
4) En mi opinión, la debilidad de lo dicho por esta empresa se sitúa precisamente en eso, en que explora solamente Twitter sobre una muestra y no entra a estudiar ni el éxito ni los aspectos emocionales, que los hay. Recuerdo la noche de las Elecciones Presidenciales en los Estados Unidos y el seguimiento que unos cuantos hicimos por este canal: más que datos o resultados (por la mañana al levantarnos los hubiéramos tenido igual) estaba el compartir algo que te interesa con gente que no tienes cerca.
5) En todo caso lo que más me desagrada es el uso de descalificaciones a lo que los usuarios hacen. Me molesta mucho y no es la primera vez que señalo mi descontento en que se empleen una terminología que insulta a usuarios por hacer lo que le viene en gana (sin violar ninguna norma ni lesionar derechos de terceros). En esta provincia 2.0 hay mucho prepotente.

Ayer saltó la indignación en esta pequeña localidad que es la Blogosfera 2.0 y sus aledaños. Una empresa, supongo que es una consultora, había hecho público un estudio sobre la irrelevancia (chorradas o cháchara) de la mayoría de los mensajes en Twitter. A mí se me ocurren decir varias cosas al respecto:

1) La consultora hace su estudio pensando que Twitter es una especie de canal de noticias. Twitter puede ser un canal de noticias, incluso una fuente primaria de información, pero lo que sea Twitter en cada caso dependerá del usuario, de como lo emplee y del tipo de contactos que mantenga.

2) Yo puedo configurar mi cuenta de Twitter como quiera, pero lo que es absolutamente importante en estas herramientas de comunicación es la bidireccionalidad. Es lo que le da un valor añadido, porque para recibir noticias existe el RSS y mucho de los usuarios de Twitter también lo son de RSS.

3) Creo que la intención de este estudio es comercial, es decir, es ver la potencialidad de Twitter para muchas empresas como herramienta de publicidad y visto así puede que el estudio tenga su buena parte de razón, aunque deja de señalar aspectos importantes.

4) En mi opinión, la debilidad de lo dicho por esta empresa se sitúa precisamente en eso, en que explora solamente Twitter sobre una muestra y no entra a estudiar ni el éxito ni los aspectos emocionales, que los hay. Recuerdo la noche de las Elecciones Presidenciales en los Estados Unidos y el seguimiento que unos cuantos hicimos por este canal: más que datos o resultados (por la mañana al levantarnos los hubiéramos tenido igual) estaba el compartir algo que te interesa con gente que no tienes cerca.

5) En todo caso lo que más me desagrada es el uso de descalificaciones a lo que los usuarios hacen. Me molesta mucho y no es la primera vez que señalo mi descontento en que se empleen una terminología que insulta a usuarios por hacer lo que le viene en gana (sin violar ninguna norma ni lesionar derechos de terceros). En esta provincia 2.0 hay mucho prepotente.

Posted in Internet, Redes Sociales

Posted originally: 2009-08-18 16:24:38

Leer original

Chorradas, cháchara y prepotencia