Una estrategia dudosa


Una estrategia dudosa
Decía César Calderón, con buen ojo, que el PP puede estar pasándose de frenada y terminar quedándose un tortazo de los fuertes en las Elecciones Generales. Las Autonómicas y Municipales están ganadas porque la abstención de castigo al PSOE se dará y es lógico que se dé. Pero de aquí a las Generales queda un [...]

Decía César Calderón, con buen ojo, que el PP puede estar pasándose de frenada y terminar quedándose un tortazo de los fuertes en las Elecciones Generales. Las Autonómicas y Municipales están ganadas porque la abstención de castigo al PSOE se dará y es lógico que se dé.

Pero de aquí a las Generales queda un año, con un candidato nuevo por parte de los socialistas, un perdedor por parte del PP y ellos dedicándose a hacer los fachas-frikis en la manifestación-desfile-del-orgullo-facha del pasado fin de semana. Eso moviliza a la izquierda más ideológica, la primera que se va a la abstención, y que miles a miles te pueden dar los diputados necesarios para una investidura si todo lo demás funciona correctamente.

Junto a ello ha venido el globo-sonda del presidente Murcia Valcárcel con el repago (que no copago) de la sanidad y de la educación. Los del PP creen que la cosa va a quedarse allí y que no se va a convertir en el eje de la campaña de los socialistas cuando disputen La Moncloa.

Y aquí el problema para el PP es que no hay izquierda ni derecha: están los que quieren que pagues cada vez que vas al médico y están los que no quieren que lo hagas. Habrá votantes del PP, famosos por su fidelidad, que estarán deseando pagar y hasta eliminar la sanidad universal, pero la inmensa mayoría pueden verse en un apuro inmensa si cada visita médica de ellos, sus hijos y padres conlleva un pago, aunque no sea alto y tenga un límite, porque con el nivel salarial de España un límite de, por ejemplo, 400 euros de pago por persona y año, sería inasumible para la mayoría de los votantes del PP.

Estoy seguro que en 2012 las Elecciones van a ser más disputadas de lo que muchos piensan que lo son ahora. El PP se ha echado a dormir desde hace demasiado tiempo, su candidato es un desastre de valoración entre propio y extraños y han sacado dos propuestas (las únicas dos con un poco de calado) en la que siempre vas a perder, porque hacer repagar es peor que subir los impuestos. ¿Para qué servirá esa anunciada bajada de impuestos cuando te vas a tener que repagar todo?


Filed under: Celtiberia, Ciencias Políticas, Comunicación Política, Diseño de Jugadas, Elecciones, Elecciones Generales 2012, Partido Popular, Política, PSOE, Rajoy, Rubalcaba, Zapatero
Posted originally: 2011-04-15 10:00:00

Leer original

Una estrategia dudosa