DECRETO

El consumo de bebidas en la vía pública, prohibido por su "alto riesgo de contagio de COVID-19"

El consumo de bebidas en la vía pública, prohibido por su "alto riesgo de contagio de COVID-19"
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
La resolución encarga a las Fuerzas de Seguridad el cumplimiento de lo dispuesto en la misma, que ha entrado en vigor este viernes a última hora de la tarde con carácter indefinido. “Debe extremarse la vigilancia en las diferentes zonas de nuestra ciudad porque supone un importante riesgo para la Salud Pública”, resume.

El Gobierno de Ceuta ha publicado este viernes a primera hora de la tarde en el BOCCE un Decreto del consejero de Sanidad, Javier Guerrero, que “prohíbe” el consumo de bebidas “individual, colectivo o en grupo)” en la vía pública (calle o espacios públicos ajenos a establecimientos de hostelería, así como en lugares similares) por ser considerado “como situaciones de insalubridad y con un alto riesgo de contagio de COVID-19 al no poderse garantizar el mantenimiento de las medidas de prevención para la contención del virus (distancia social, mascarillas, higiene de manos...)”.

La resolución encarga a las Fuerzas de Seguridad el cumplimiento de lo dispuesto en la misma, que ha entrado en vigor ya con carácter indefinido. “Debe extremarse la vigilancia para impedir que se realicen 'botellones' en las diferentes zonas de nuestra ciudad porque suponen un importante riesgo para la Salud Pública”, resume.

El texto explica que “en el sector juvenil de nuestra ciudad se viene observando una mayor relajación en el cumplimiento de las medidas anti COVID” y, por tanto, “un aumento de la posibilidad de contagio que hace necesario aplicar medidas de contención específicas para minimizar los riesgos que llevan aparejados ciertas costumbres sociales y comportamientos de este sector de la población”.

“Se producen aglomeraciones de jóvenes en las que no se respetan ni la distancia de seguridad, ni se puede asegurar el uso obligatorio de la mascarilla, ni la necesaria higiene de manos, dado que se trata como hemos comentado de una actividad que no está permitida ni autorizada, lo que la convierte en una práctica sin control de medidas higiénico sanitarias y de alto riesgo de contagio”, lamenta el Decreto.

Por si fuera poco, subraya que “se trata de una actividad nociva por el consumo de alcohol que se produce en ella, insalubre por la cantidad de desechos que puede llegar a originar, incluyendo el riesgo de compartir envases para el consumo, molesta para los vecinos de la zona, situación que se agrava por la constante presencia de menores en los grupos que se congregan en esta práctica”.

El consumo de bebidas en la vía pública, prohibido por su "alto riesgo de contagio de COVID-19"