estancias

Estancias familiares en el Blau Porto Petro

Las Islas Baleares siempre son un acierto a la hora de salir de vacaciones. La oferta hotelera y la calidad de las playas no defraudan, y más aún cuando se viaja en familia. La mayoría de alojamientos cuenta con un amplio repertorio de actividades e instalaciones dedicadas a garantizar la diversión de los chiquillos. Es el caso del Blau Porto Petro, un hotel de cinco estrellas ubicado en la costa mallorquina que cuenta con 50 habitaciones con capacidad para cuatro personas dotatas de todo lo necesario para que adultos y niños se sientan como en casa, como dos cuartos de baño y terraza.
Los mayores tienen a su disposición un completo spa con sauna, salón de peluquería, tres piscinas exteriores, cuatro pistas de tenis de tierra batida, gimnasio, seis pistas de tenis rápidas y un amplio programa de actividades deportivas y náuticas. Y mientras tanto, los pequeños disfrutarán de unos días inolvidables, gracias a «Blaudiland», el universo que Blau Porto Petro ha creado especialmente para el disfrute de los niños de entre dos y trece años. Blaudi y Blaudina, las mascotas del hotel, reciben a cada peque con una canción, invitándoles a compartir juegos y experiencias con otros niños. Pero como cada edad requiere una atención especial, en función de sus gustos y necesidades, «Blaudiland» divide a sus «invitados» en cuatro grupos. Los más aficionados a las manualidades pueden acudir a Hobby Club, donde podrán pintar camisetas, hacer figuras de escayola o grabar dibujos sobre cristales.
A la hora de la comida, los padres pueden estar tranquilos, ya que el hotel cuenta con un menú infantil, mientras que al caer la noche, los espectáculos y juegos en la pista de baile permiten compartir buenos momentos en familia.