NATACIÓN

Los técnicos dejan al Gobierno sin salida para todos los monitores y socorristas de 'Arasti Barca'

Los técnicos dejan al Gobierno sin salida para todos los monitores y socorristas de 'Arasti Barca'
Deu y García, tras la reunión semanal ordinaria del Consejo de Gobierno.
Deu y García, tras la reunión semanal ordinaria del Consejo de Gobierno.  

Por mucha presión que ejerzan los afectados o grupos de la oposición como Ciudadanos, que este viernes a vuelto a exigir al Gobierno de Vivas que encuentre una "solución viable dentro del 'Guillermo Molina" para los monitores de natación y socorristas de 'Arasti Barca' que trabajaban en el 'Díaz-Flor', el Ejecutivo local está atado de pies y manos, según Mabel Deu, para cuadrar el círculo.

La portavoz accidental del Ejecutivo local ha señalado este viernes que los informes "escritos y verbales" evacuados por los técnicos dejan claras tres cosas: una, que la Ciudad no puede asumir el gasto de personal correspondiente a dos polideportivos cuando solo tiene abierto uno; otra, que en la piscina del 'Guillermo Molina' no hay horas libres "salvo que abramos de madrugada" para dar trabajo a todos; la tercera, que no se les puede emplear en "otros espacios" como colegios o el Parque Marítimo.

Así las cosas, el Gobierno considera que los damnificados deben asumir como "un tiempo prudencial" los 15 meses en los que el Ejecutivo espera tener abierto, en septiembre u octubre del año próximo, el nuevo 'Díaz-Flor'. Para ese periodo se está "ultimando" un nuevo concurso que regularice la prestación del servicio después de que se llegase a publicar otro para las dos infraestructuras cuando una ya estaba cerrada.

El diputado autonómico de Ciudadanos, Javier Varga, ha cuestionado ante los medios este viernes que haya informe por escrito alguno (los ha reclamado sin éxito que sostenga las interpretaciones gubernamentales y ha defendido que "a nosotros nos dicen que sí hay horas libres y demanda de más actividades en el polideportivo de Recinto Sur".

Ni Deu ni Cs han aclarado cómo se ha encajado hasta ahora a los trabajadores de Miramar en el 'Guillermo Molina' ni si la Administración local podrá pagar sus servicios a 'Arasti Barca' desde que cerró el 'Díaz-Flor' hasta que se produjeron los primeros despidos si los técnicos no aceptan la "agrupación" en el equipamiento de Recinto Sur.