Cuatro tipos de negocio que le deben su existencia a internet

Cuatro tipos de negocio que le deben su existencia a internet
Negocios Internet
Negocios Internet  

Muchas empresas deben su nacimiento al de la red de redes, aquí ejemplos de lo más ilustrativo.

 


Las tecnologías evolucionan para cambiarlo todo, e internet es una de las muestras más claras de ello. La red de redes ya no solo forma parte de nuestros hogares, también forma parte de nuestro día a día, acompañándonos en todo momento gracias a unos teléfonos más inteligentes que nunca. Tenemos acceso a todo lo que queremos, cuando queremos y sin importar donde estemos. Y eso, hace años, era algo imposible de imaginar siquiera.

También era imposible de imaginar determinados tipos de negocio que han nacido en la última década y le deben lo que tienen y lo que son a esta tecnología tan normalizada y extendida. Desde el comercio hasta la publicidad han vivido esta revolución digital y contemplado cómo, dentro de un sector donde todo parecía estar inventado, han aparecido nuevas propuestas de negocio que no podrían existir si no fuera por las tres uves dobles.

Aquí, vamos a recopilar cuatro ejemplos que dejan bien claro hasta qué punto este fenómeno ha cambiado las reglas de juego. Son modelos de negocio impensables en otro tiempo, inconcebibles sin la tecnología de la que disponemos en la actualidad y que han influido de forma más que considerable numerosos sectores de la actualidad. Seguro que, si te paras a pensar, se te ocurre más de una propuesta; pero estas, sin duda alguna, son totalmente ejemplares.

Modelos de negocio nacidos gracias a internet

Comercio electrónico

Piensa en plataformas como Amazon, eBay o cualquier otra tienda que haya decidido llevárselo todo al territorio digital para realizar las ventas. En todas ellas hay siempre un factor común que, además,le otorga mucho más sentido a este tipo de comercio, aportando una comodidad sobresaliente al comprador: el envío de paquetes. Este servicio tan tradicional es un componente básico para un tipo de negocio que no podría existir de no ser por la red de redes.

El mero planteamiento del comercio electrónico no podría sustentarse si no tuviéramos una red a través de la que acceder para ojear catálogos, realizar pedidos, hacer pagos y, por último, recibir esos paquetes con los productos que se han solicitado.

Alojamiento web

¿Para qué querrías abrir un portal online si internet ni siquiera existe? Las páginas web serían algo completamente inexistente de no ser por esta tecnología, algo que, a su vez, haría imposible ver o plantear siquiera la necesidad de contratar alojamiento y servidores. Básicamente, contratar un servidor dedicado o compartido sería algo que ni siquiera se plantearía.

Las empresas de hosting y demás productos y/o servicios volcados por completo en ofrecer herramientas para trabajar en el ámbito online no tendrían sentido alguno. De hecho, nacieron para satisfacer una creciente y evidente demanda surgida a raíz de la normalización de la red.

Portales de información

Toda la prensa digital, los portales online de noticias, artículos y demás contenido, amén de las plataformas de vídeo o las de streaming. Todo eso quedaría totalmente echado por tierra de no ser porque tenemos internet ya que, como sucedía en el caso que hemos explicado antes, sería algo que no podría plantearse siquiera.

Webs que dan todo tipo de información, desde detalles sobre las mejores cerraduras inteligentes hasta la última hora sobre eventos deportivos o cualquier otro acontecimiento de especial relevancia a nivel global, nacional o local, no podría existir y no podríamos tener esa información casi instantánea a la que tenemos acceso ahora. Estas ideas serían imposibles de ejecutar.

Marketing digital

Siempre que hay un producto o servicio, detrás de él hay una estrategia para convertirlo en algo necesario o, si ya lo es, en la mejor opción para satisfacer una necesidad que tenías o que no sabías que tenías. Estas técnicas llevan existiendo desde hace años; no obstante, el terreno del marketing ha evolucionado de forma considerable para adaptarse a los tiempos modernos.

No es una cuestión que afecte solo a los formatos, también a las formas de interactuar con clientes, hacer propuestas y un largo etcétera. Podemos decir que, de hecho, este terreno es uno de los que más ha notado la llegada de la red de redes a la inmensa mayoría de hogares del planeta y, por supuesto, el que más se ha beneficiado de ello. Echa un simple vistazo a la red, verás publicidad, contenidos y un largo etcétera que proviene del marketing digital.


Como decíamos, estas cuatro propuestas le deben su propia existencia a lo que aportan las tecnologías actuales, con internet como principal detonante. La red de redes ha propiciado muchas cosas y, de hecho, está siendo capaz de hacer que en la actualidad podamos comunicarnos, informarnos y realizar infinidad de tareas con una velocidad y facilidades excepcionales. Muchas de estas tareas, además, tienen detrás a negocios como los que hemos citado.