JORNADAS DE ARQUITECTURA

El hangar de la locomotora, último obstáculo de la Estación de Ferrocarril

El hangar de la locomotora, último obstáculo de la Estación de Ferrocarril
Estación de Ferrocarril
Estación de Ferrocarril  

Las Jornadas de Arquitectura analizan esta semana el devenir y el futuro inmediato de la obra de restauración y rehabilitación de la vieja Estación de Ferrocarril en la barriada del mismo nombre. Una obra con más de una década de problemas y obstáculos que han enfangado un proyecto de recuperación del patrimonio. Ahora, en su recta final, solo le resta la instalación de la estructura metálica que a modo de hangar cubrirá a la vieja locomotora. Una estructura que ha debido ser rediseñada al quedar obsoleta con el paso del tiempo.

Ha tardado tanto en acometerse que ya se ha quedado obsoleta. La estructura metálica a modo de cubo que debía proteger a la vieja locomotora testigo de la línea ferroviaria Ceuta-Tetuán es el último escollo antes de terminar la rehabilitación de la Estación de Ferrocarril, que será sede de la Fundación Premio Convivencia. Pero para ello aun debe terminarse una obra que el Gobierno de Vivas arrastra desde hace más de una década. Mientras, en el otro extremo de la desaparecida línea de tren, en Tetuán, la vieja estación es el Museo de Arte Contemporáneo desde 2013, rehabilitada a tal efecto por la Junta de Andalucía y el Ministerio de Asuntos Culturales de Marruecos.

La obra, ya en manos de la Ciudad, encara la recta final con la instalación del cubo metálico que servirá de hangar a la vetusta locomotora, también restaurada. Un último paso que s era convertido en una inesperado problema. El cubo, diseñado hace ya más de una década, había quedado obsoleto tras los innumerables retrasos y modificaciones del proyecto, enfangado el litigios, sobrecostes y problemas desde su inicio. Desde que se proyectara sobre el papel, han aparecido nuevos materiales, nuevas técnicas y nuevos modos de acometer la estructura, lo que ha obligado a modificar de nuevo el proyecto adaptándolo a las posibilidades actuales. 

Su instalación ha sido también un obstáculo a salvar. Las dimensiones de la estructura hacían imposible montarla en origen para su traslado a Ceuta, como se planteó inicialmente, y ha sido necesario transportar las piezas para su montaje sobre el terreno.

Vicisitudes, obstáculos y cambios en un proyecto singular que dará una nueva vida no solo a la Estación de Ferrocarril, abandonada desde 1958, sino también a la barriada, y que explicará sobre el terreno el arquitecto de la Ciudad y responsable d ella obra, Javier Arna´ìz, este próximo jueves 20 de febrero desde las 12.00 horas. Se trata de una visita previa a la conferencia que el mismo Arnaiz ofrecerá este jueves, desde las 19.00 horas en la Biblioteca Pública, en la jornada de clausura de las Jornadas de Arquitectura y Urbanismo del Instituto de Estudios Ceutíes (IEC).

La reforma de la Estación de Ferrocarril será la protagonista de la última de las charlas de las jornadas de arquitectura, que a lo largo de dos semanas y dividida por vez primera en dos ciudades de dos países diferentes, Ceuta y Tetuán, han analizado las nuevas propuestas urbanísticas en construcción, como la susodicha Estación y el futuro Centro de interpretación de las Murallas, y otros que nunca llegaron a hacerse realidad, como la frustrada ciudad lineal entre ceuta y Tetuán, siguiendo el trazado ferroviario.