Caballas preguntará al Gobierno por sus razones para no querer la planta de Biodiésel


Caballas preguntará al Gobierno por sus razones para no querer la planta de Biodiésel

- La coalición no dar por buenas las explicaciones técnicas y legales “superficiales” con las que el Gobierno de Vivas ha despachado el asunto hasta el momento

- Los de Alí pretenden incluso ir más lejos y que sea el Ejecutivo local el que aclare “de forma suficiente” las “veladas acusaciones de tráfico de influencias en la Autoridad Portuaria” que está levantando Biocarburantes del Estrecho

La sentencia en contra de los intereses del Ejecutivo que ha ratificado a la empresa Biocarburantes del Estrecho su derecho a instalarse en la nueva ampliación del Puerto, sigue generando polémica. Así, Caballas llevará el asunto al Pleno de la Asamblea para interpelar al Gobierno por el Asunto, según ha anunciado este martes la coalición a través de una nota de prensa,

Los localistas quieren conocer y profundizar en la “posición política” del Ejecutivo local “sobre el proyecto de construcción de una planta de biodiesel que, en su día fue adjudicada a la empresa Biocarburantes del Estrecho”.

El Gobierno no autorizó la instalación de la citada planta, a pesar de contar con la adjudicación por parte de la Autoridad Portuaria después de un concurso que ya en su día provocó el cruce de acusaciones entre varias de las empresas que concurrieron al mismo y que finalmente se llevó la empresa que ahora ha ganado en los juzgados a la Ciudad y que baraja la posibilidad incluso de pedir una indemnización millonaria por el daño que le hubiera podido causar la decisión del Gobierno autonómico.

Caballas cree que “un proyecto que supone una inversión superior a 70 millones de euros, y más de cien empleos directos, en una Ciudad con 13.000 parados, no se puede ‘despachar’ con unos argumentos técnicos o legales muy superficiales. El Gobierno debe explicar las razones que lo están llevando a oponerse radicalmente a este proyecto”.

Y, anuncia la coalición, que irá más lejos en su interpelación y cree necesario “que se aclaren suficientemente las veladas acusaciones de tráfico de influencias en la autoridad portuaria, que ha formulado la empresa adjudicataria del proyecto”.