PROPUESTA SOCIALISTA

El Gobierno hará un Plan Estratégico de Subvenciones para dar "rigor y claridad" a las ayudas que concede

El Gobierno hará un Plan Estratégico de Subvenciones para dar "rigor y claridad" a las ayudas que concede
Los cuatro diputados del PSOE, este lunes, en el Pleno.
Los cuatro diputados del PSOE, este lunes, en el Pleno.  

El Pleno de la Asamblea ha asumido este lunes por unanimidad una propuesta del PSOE encaminada a obligar al Gobierno de Vivas a elaborar e implementar un Plan Estratégico de Subvenciones "como instrumento de organización de las políticas públicas" con la finalidad de "fomentar una actividad de utilidad pública, de interés social o de promoción de una finalidad pública, de carácter plurianual y con carácter previo al nacimiento de las subvenciones".

La nueva consejera no electa de Hacienda, Kissy Chandiramani, ha negado que, como ha asegurado el socialista Manuel Hernández, la confección de dicho Plan sea legalmente "obligatoria" pero ha aceptado la iniciativa en aras de dar más "transparencia, concurrencia y publicidad" a la política municipal de subvenciones. "Cuanto más rigor y más claridad, mejor", ha coincidido con el líder de la oposición la nueva consejera.

El PSOE ha alegado que "una mayor información sobre las subvenciones posibilitará eliminar las distorsiones e interferencias que pudieran afectar al mercado, además de favorecer la complementariedad y coherencia de las actuaciones de las distintas Administraciones Públicas previniendo cualquier tipo de solapamiento" y ha recordado que el Tribunal de Cuentas también ha criticado que al menos hasta el ejercicio 2014 la Ciudad mantenía "deficiencias y debilidades" en las actuaciones relativas a la gestión de las líneas de subvención que ponían de manifiesto "la conveniencia de una evaluación de los procedimientos aplicados y el oportuno desarrollo de controles financieros por la Intervención".

Chandiramani ha negado que la política de subvenciones de la Ciudad sea un campo sin vallar, como ha denunciado la oposición casi en bloque, y ha defendido que todas las ayudas que se conceden se basan en una memoria y se somenten a la preceptiva fiscalización.