El PP ve el órdago de Carracao y le invita a ir “al juez, no al fiscal”

El PP ve el órdago de Carracao y le invita a ir “al juez, no al fiscal”
Carreira ha abierto la puerta a acudir al juzgado a denunciar a Carracao
Carreira ha abierto la puerta a acudir al juzgado a denunciar a Carracao  

- “Si sigue delirando va a tener que delirar delante de un juez”, le ha lanzado Carreira al socialista cuyas declaraciones ha calificado como “carracadas”

- Carreira recuerda a Carracao que el contrato de Urbaser se aprobó con los votos del GIL y del PSOE

- Bel califica la actuación del portavoz socialista como “torticera” y “basada en la inmadurez e inexperiencia”


El Partido Popular ha soltado este miércoles los perros. La acusación insinuada el martes por Carracao de una posible malversación de fondos públicos a cuenta de los 12,5 millones de euros que supuestamente cobró de más por la amortización de la maquinaria la empresa Urbaser entre 2001 y 2011 ha hecho volcarse a los populares en aclarar que nadie ha robado nada. El mismo martes por la tarde dio explicaciones y réplica el portavoz del Gobierno, Guillermo Martínez, este miércoles el propio presidente Vivas a mediodía y esta tarde ha insistido en una línea mucho más dura el Partido Popular convocando a la prensa en su sede para escuchar lo que del asunto tenían que decir la secretaria de comunicación, Yolanda Bel, y su vicesecretario en esa área, Emilio Carreira.

Ninguno de los dos ha ahorrado calificativos e insinuaciones para responder a Carracao en una rueda de prensa de dialéctica salvaje que deja entrever la importancia que da el partido y el Gobierno al asunto, que han sentido como un ataque a la línea de flotación del Gobierno, del PP y del presidente Vivas.

Tanto Carreira como Bel han insistido en un argumento nuclear: Hasta Carracao sabe que lo que dice no es verdad y por eso opta por la Fiscalía y no por acudir directamente al juez.

“¿Por qué no lo lleva al juzgado en lugar de la Fiscalía? No puede. Enviará medio folio mal redactado a la Fiscalía para ver si ve algo. Si el creyera en lo que dice la denuncia la haría en el Juzgado. Sólo intenta dañar al Gobierno y dejarlo de corrupto. ¡Que se deje de insinuaciones!. ¡Que de nombres y apellidos si alguien se ha llevado dinero y vaya al juzgado!”, ha manifestado Bel que ha vaticinado que Carracao no irá al juez.

“No hay nada detrás de esa mugre que quiere esparcir con su ventilador. Sólo una irrealidad manifiesta. Cuando esto termine nadie lo creerá. Su forma de actuar es torticera y está basada en la inmadurez y la inexperiencia. Seguirá dando ruedas de prensa para quedar de machito, pero seguro que no dará nombres y apellidos al juez”, ha zanjado Bel.reduciendo la denuncia socialista a un intento de manchar la imagen del Gobierno y del PP.

En la misma línea se ha manifestado Carreira. Ambos han insistido en la línea argumental trazada por el Gobierno a través de su portavoz, Guillermo Martínez, el martes y de su presidente, Juan Vivas, el miércoles a mediodía. En resumen: No hay conchabe entre el Gobierno y Urbaser porque si lo hubiera, no se estaría preparando un expediente para pelear por no pagar 8 millones ni se habría movido ficha para que no se llevaran los camiones. Sobre las deficiencias en las facturas, Bel ha insistido en que el Tribunal de Cuentas las ha auditado y no encontró nada, y ha recordado que antes de la firma del político pasan un importante número de filtros de técnicos. También ha insistido Carreira en que el informe sale como consecuencia de esa lucha con Urbaser, “que acabará en pleito porque así lo ha anunciado la empresa y por eso el expediente tiene que estar muy bien armado porque Urbaser no va a llevar de abogado a alguien como Carracao”, ha deslizado Carreira en tono irónico.

Y eso sí, como prueba última de que no hay interés alguno que una al Gobierno con Urbaser, el hecho de que la empresa ni se presentará al concurso que finalmente se llevó Trace.

Pulso al Gobierno de las grandes empresas

Una no concurrencia competitiva que ha interpretado Carreira como un pulso echado por las grandes empresas como el Grupo Dragados al Gobierno de Vivas. “Aquí ha habido un pulso de las grandes empresas para que el Gobierno de Vivas subiera el precio de licitación del nuevo contrato y Vivas ha aguantado. ¿Cómo es posible que en diez años, con lo que ha subido el coste de la vida el contrato no sólo no haya subido sino que ha bajado? Estas empresas optaron por no presentarse creyendo que no se presentaría nadie y que el Gobierno tendría que volver a licitarlo subiendo el precio. Pero se lo ha llevado otra empresa, una UTE, que además lo está haciendo muy bien”, ha señalado Carreira.

Carreira ha negado conocer si han existido comunicaciones entre esas grandes empresas y el Gobierno en las que le hubieran podido presionar al Ejecutivo para que subiera el precio de licitación, y ha matizado que su interpretación es una deducción basada en que cuando “en todo el país estas empresas concurren a todos los concursos y se quejan de que las administraciones ya no convocan nada, curiosamente a este no se presentó ninguna”, ha matizado.

Simarro, el GIL y Bermúdez

Antes de llegar a eso, Carreira ha repasado la secuencia de hechos retrotrayéndose al año 2001, cuando él era el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, entonces en la oposición. Para hablar, como no, de Simarro y de Susana Bermúdez, eso sí, sin mencionar a esta última por el nombre y el apellido.

Así Carreira le ha recordado a Carracao que el contrato que unió durante once años a la Ciudad Autónoma de Ceuta con Urbaser fue prorrogado en Pleno “sin salir a concurso público” y que fue el PP el que votó en contra de la aprobación del mismo. “Salió adelante gracias al voto de una socialista también de ilustre apellido, como todos estos de ahora. Ilustres, pero que en cuanto tienen la oportunidad de trincar por algún lado, allá que lo hacen. Los 8 del PP, yo era el portavoz, votamos que no”, ha soltado Carreira.

Carreira ha recordado que al llegar al Gobierno el PP puso dos concisiones para no tocar el contrato: realizar una auditoría externa del contrato, que para entonces ya había pasado el exámen del Consejo de Estado, y realizar una encuesta a la ciudadanía para ver si estaba satisfecha con el servicio de limpieza. “Si alguna de estas dos fallaba revocaríamos el contrato. Y lo sé porque yo presenté aquella moción al Pleno”, ha rememorado Carreira. “El PP tuvo una gestión impecable sobre ese contrato hasta ese punto, no tanto alguna del PSOE”, ha vuelto a atizar.

“Yo sólo conozco un contrato de basura otorgado a dedo en esta ciudad y lo hizo un alcalde del PSOE. Ciudad Limia se llamaba la empresa”, ha seguido recordando, para finalizar contando que él tuvo el triste honor de tener que abonar a esa empresa 1.000 millones de las antiguas pesetas sin que hubiera hecho nada por aquella gestión socialista, “también de un alcalde ilustre de apellido”. Así Carreira ha subrayado que el que ha ganado Trace es el primer concurso de limpieza que adjudica el Gobierno de Vivas y el primero que sale a concurso en ese apartado, “y no se lo ha dado a Urbaser”, ha apostillado, para dejar claro que no hay un interés común entre el Gobierno y la empresa.

Delirios, “carracadas”, enchufes y demandas por honor

En su espiral de críticas al PSOE, Carreira ha calificado las insinuaciones vertidas por el líder del PSOE como “carracadas”, tratando de retarles veracidad. “La corrupción en este Gobierno ha brillado por su ausencia en 12 años”, ha espetado Carreira.

Para los dos políticos populares, el secretario general del PSOE, José Antonio Carracao, ha vertido insinuaciones con el único propósito de obtener rédito electoral desprestigiando a Vivas. Algo que ninguno de los dos cree probable dado que “aquí nos conocemos todos y toda la ciudadanía sabe la trayectoria de él y la de Vivas”.

Bel no ha dado detalles, pero a su vez ha generado dudas por el cauce por el que le llega el informe técnico que desata la tormenta a Carracao. Tras recordar que el expediente no está concluido ha contado que el socialista “ha acudido esta mañana a la Consejería de Hacienda a solicitar un informe que ya tenía ayer. Es la primera vez en la historia que alguien denuncia algo de un expediente que aún no está terminado”, ha señalado.

Y Carreira ha ido más lejos en sus insinuaciones y a modo de ejemplo de cómo se ha comportado Carracao ha hilvanado una historia. “Esto es como si yo, que antes estaba en el Gobierno, como todo el mundo sabe, ahora estoy en Acemsa, cuando trabajaba allí me encuentro un día el currículum de Carracao encima de la mesa y dos días antes ha estado su padre departiendo con el presidente Vivas. Y cogiendo un papel al vuelo, como ha hecho Carracao, concluyo que lo que quiere es que le enchufen. No tendría yo derecho a sacar esa conclusión, ¿verdad? Pues esto es lo mismo”, ha relatado Carreira.

Para Carreira las declaraciones de Carracao están en la “maledicencia” y cree que rebasan el límite del honor al atribuir un delito a un cargo público poniendo en duda su honor. “El PP va a aguantar hasta donde le digan sus jurídicos que tiene que aguantar. Si sigue delirando va a tener que delirar delante de un juez”, ha dejado caer Carreira.

Una línea de actuación que ha refrendado Bel y que ha hecho extensible al Gobierno. Esto es, tanto el partido como el Gobierno estudian la posibilidad de querellarse contra Carracao si los jurídicos observan en sus declaraciones un posible delito.

Lea también:

- Vivas promete "transparencia" para aclarar los pagos a Urbaser, que augura terminarán en el Juzgado

- Carracao pide a la Fiscalía que investigue un posible ilícito penal en los pagos a Urbaser

- El Ejecutivo no dudará en pleitear con Urbaser para recuperar el dinero si se pagó de más

- Carracao avisa a Vivas: irá al Juzgado por el supuesto pago irregular de 12,5 millones a Urbaser

- La Ciudad recaba un informe que dice que Urbaser cobró 12,5 millones para máquinas que no justificó

- La Ciudad pleiteará con Urbaser para no pagarle los 10,2 millones que le reclama

- ACC-Lirola dispondrá de los 51 vehículos que Urbaser amenazaba con llevarse de Ceuta el 1 de febrero

- Urbaser reclama ante los Juzgados casi 10 millones de euros fuera de contrato al Gobierno de Vivas