CORONAVIRUS

Tensión entre Ciudad y Delegación por la atención de los adultos acogidos en el pabellón La Libertad

Tensión entre Ciudad y Delegación por la atención de los adultos acogidos en el pabellón La Libertad
Archivio
Archivio  

Para el Gobierno de Vivas son "inmigrantes ilegales". Desde Delegación de Gobierno matizan: son "ciudadanos transfronterizos". La atención de los 128  marroquíes adultos acogidos en el polideportivo de La Libertad ha tensado las relaciones entre ambas administraciones en medio del estado de alarma impuesto por el avance de la pandemia de coronavirus.

Este miércoles, el Gobierno local insistía en la necesidad de que la Delegación de Gobierno se hiciera responsable "de los inmigrantes que no están acogidos en las instalaciones del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI)", sino en el Polideportivo La Libertad, una posibilidad que la institución de la Plaza de los Reyes ha desechado tajantemente con un argumento inapelable: no son inmigrantes ilegales.

"Se trata de ciudadanos transfronterizos. No de inmigrantes", precisan en un brevísimo comunicado. Desde Delegación zanjan la cuestión recordando que "todas las personas en situación de vulnerabilidad que están acogidas de manera temporal en el polideportivo de la Libertad van a permanecer en esas instalaciones".

El Gobierno ha insistido además en la posibilidad de usar el Centro de Inserción Social que está en el complejo de la cárcel de Loma Mendizábal, ”porque puede funcionar de manera autónoma para atender a unas 150 personas y porque tiene un acceso diferente al del resto del complejo penitenciario”. Propuesta que de momento no ha tenido una respuesta pública.

La Delegación ha asegurado, de hecho, que tal punto "no se ha tratado" este miércoles y ha insistido en que la Administración General del Estado no tiene otro equipamiento de acogida más que el CETI, en que las competencias "en materia de asistencia social a vulnerables" son de la Ciudad y en que será esta la que reciba "dos millones de euros" del Ejecutivo de Sánchez para atender las repercusiones sociales de la crisis sanitaria.

El Gobierno local ha protestado porque no se haya tenido en cuenta en la distribución de esos fondos que Ceuta tendrá que dedicar "un 75%" de la partida asignada a la atención a inmigrantes marroquíes menores o adultos, circunstancia que "no se da en ningún otro territorio salvo en Melilla", al margen de las repercusiones de la falta de pago de los 7,2 millones que el Estado no abonó en 2019 a través de los convenios para cofinanciar la desalación de agua y el impacto del hecho fronterizo.