PRESUPUESTOS 2020

Vox proclama el comienzo de su era en la Ciudad y el Pleno degenera en un circo de tres pistas

Vox proclama el comienzo de su era en la Ciudad y el Pleno degenera en un circo de tres pistas
El diputado socialista Eloy Verdugo, durante uno de los momentos en los que se ha sublevado por el silencio de Vivas ante las palabras de Verdejo.
El diputado socialista Eloy Verdugo, durante uno de los momentos en los que se ha sublevado por el silencio de Vivas ante las palabras de Verdejo.  

No habían dado todavía las 12 en el reloj cuando Carlos Verdejo se levantó de su escaño con los papeles de su intervención en la mano y una sonrisa canalla. 'La que voy a liar', se leía en la cara del portavoz de Vox, que dos horas después propiciaría con los votos de sus seis diputados la aprobación del proyecto de Presupuestos de la Ciudad para 2020 elaborado por el Gobierno del PP.

Llegó al atril ubicado ante la Mesa de la Cámara y alzó la bandera de su partido, la de lo políticamente incorrecto, la del vamos a hacer lo que no ha hecho nadie, la del hasta aquí hemos llegado. Santiago y cierra España. La del principio de una era: "Estos Presupuestos son solo el comienzo de una nueva etapa de eliminación de cargos superfluos e inversiones innecesarias. El fin de los chiringuitos. La purga de los socialistas, un partido criminal desde su fundador", fue hilvanando encantado consigo mismo.

verdugo vivas vox

Mientras Ali primero y los socialistas después (Eloy Verdugo se levantó fuera de quicio por las alusiones de Vox al PSOE y tras él se fueron de la Cámara todos sus compañeros de partido menos Hernández) se revolvían en sus asientos, Verdejo (“hemos conseguido lo que muchos quisiéramos: que los diputados socialistas no estén en la Asamblea, solo queda uno”, ha comentado en su salsa) ha enumerado las primeras cabezas cobradas por los suyos: al menos 'Mujeres Progresistas', 'Cardijn' y 'Enfermos Sin Fronteras' dejarán de recibir ayudas públicas en 2020 para, según ha despreciado, atender a inmigrantes irregulares o difundir la "ideología de género". Con ese dinero, ha dicho el de Vox, se arreglará, por ejemplo, la Iglesia de la Virgen del Carmen.

Probablemente les sigan, ha avanzado, 'Intercultura' o el Consejo de la Juventud "comunista", según ha deslizado tras poner en la picota también a la vicepresidenta socialista de la Asamblea, Cristina Pérez, por la casa que sigue ocupando en las 45 VPO de alquiler para jóvenes de Serrano Orive. Conforme iba enumerando víctimas, Ali, libertino también, ha acompasado su discurso con un irónico "¡que los maten!" tras cada nombre.

Si no pasa el año que viene será el próximo, pues ha augurado que su alianza con los de Vivas va para largo: "Podíamos haber dejado a los socialistas abrazar al PP y mantener su influencia perversa en los Presupuestos, pero tenemos una responsabilidad y una obligación: a partir de enero nos sentaremos con el Gobierno para las cuentas de 2021. Ya no hace falta que atienda a las demandas socialistas: si quieren contestar por cuestiones básicas, muy bien, pero atender sus demandas ya forma parte del pasado", ha cerrado ese capítulo.

'Mujeres Progresistas', 'Cardijn' y 'Enfermos Sin Fronteras' dejarán de recibir ayudas públicas en 2020 para, según ha despreciado, atender a inmigrantes irregulares o difundir la "ideología de género"

El silencio ante la proclama de Vivas y Gaitán, que ha defendido su documento como "riguroso, transparente, equilibrado, responsable y social", ha sonado estruendoso. El presidente no ha enmendado en ningún momento los improperios de Verdejo y el portavoz, en sus réplicas, se ha limitado a decir una y ocho veces que ha buscado el consenso con todos los partidos, aunque solo lo haya encontrado con uno, ya que PSOE, MDyC y Caballas han votado en contra del proyecto.

El portavoz del PSOE, que durante meses negó tener un pacto con el PP mientras engordaba la ristra de socialistas en nómina del Gobierno, ha tirado de sus metáforas de los últimos días ("caza de rojos", "noche de los cristales rotos", "los de las botas altas y los correajes"...) para tachar de fascistas a los de Vox ("nazis", les ha tildado Verdugo explícitamente en otro momento de acaloramiento mientras arremetía contra Vivas -"está consintiendo mucho"- por su complacencia).

Hernández ha acusado a Verdejo y compañía de "sectarios, xenófobos y racistas" y al presidente, de "traicionar a Ceuta y a los ceutíes generando una situación muy peligrosa a la hora de respetar la buena convivencia". “La culpa la tiene usted por dejación de funciones e inacción, por lamerles los zapatos cuando prometió en campaña que no pactaría con la ultraderecha y ahora pone en la calle a cinco padres de familia", ha aludido visiblemente irritado ahora sí que ya no hay pacto a los coordinadores de Barriadas de su partido que, como su director general, dejarán sus cargos cuando termine el año.

coordinadores vivas 2

Uno de ellos, al final de la Sesión, ya con hasta la vergüenza perdida en la guinda del esperpento, se ha acercado al presidente para reprocharle su comportamiento y lanzarle una especie de maldición ("algo le vendrá") en otra metáfora de qué perfiles eligen algunos partidos para puestos de confianza y del derecho de pernada pública que tantos que acceden a la Administración consideran deben disfrutar desde entonces para siempre.

Vivas, a Hernández: "Ha venido aquí a criticarme a mí y a insultarme: me ha calificado de traidor a Ceuta y yo creo que la mayoría de los ceutíes, si tiene que calificar una postura de traición, sería más la suya que la mía

A esas alturas los políticos ya se estaban felicitando las fiestas y echando pelillos a la mar tras convertir el final del Pleno en un circo de tres pistas al hilo de si Vivas podía o no hacer uso de la palabra para contestar al líder del PSOE, con Hernández refiriéndose a Verdejo como "nuevo perro de presa del PP", Ali denunciando "cortijismo" y retratando a Juan Sergio Redondo como un "payaso" que "solo hace aspavientos", y el presidente atizando al de Caballas saltarse el Reglamento y dedicarse a "defender al PSOE en todo lo que haga falta, hasta no presentándose a las elecciones generales para que las ganen".

Al final el líder del Ejecutivo local tuvo el momento que quería para ajustar cuentas con Hernández: "Ha venido aquí a criticarme a mí y a insultarme: me ha calificado de traidor a Ceuta y yo creo que la mayoría de los ceutíes, si tiene que calificar una postura de traición, sería más la suya que la mía porque yo, al defender los 7,2 millones [de los convenios no prorrogados por Sánchez para Ceuta] defiendo que se atiendan nuestras singularidades, algo que ha costado mucho sudor a muchos, algunos socialistas, pero todo ese esfuerzo se ha tirado por tierra este año gratuitamente y usted lo ha consentido con su silencio para no ofender al PSOE".

El proyecto de Presupuestos entrará ahora en fase de exposición pública para, a la vuelta de las vacaciones de Navidad y antes de que termine enero, ser sometido de nuevo a debate para su aprobación definitiva. Entonces se verá si el nuevo tono de la Asamblea sigue degenerando.