4 MINUTOS

Capitanía Marítima valora que “todos los sistemas establecidos funcionaron perfectamente”

Capitanía Marítima valora que “todos los sistemas establecidos funcionaron perfectamente”

Una pequeña explosión en uno de los motores ha provocado un incendio que gracias a la celeridad de la tripulación se ha abortado en sólo 4 minutos


El capitán marítimo de Ceuta, Jesús Fernández entendió a primera hora de este viernes que era un mal día para dejar de fumar cuando fue informado de que el buque de Baleària, Passió Per Formentera, había sufrido un conato de incendio en la sala de máquinas a 4 millas de Ceuta tras partir del puerto a las 6 de la mañana. Casi 8 horas después, sobre las dos de la tarde mostraba su satisfacción: “estoy contento de que no ha habido desgracias personales. Un incendio en un barco no es una cosa baladí. Todos los sistemas establecidos han funcionado a la perfección. No puedo estar más que satisfecho”, ha reconocido Fernández.

Tanto así, que salvo que la inspección que al barco detectara algo anómalo, Fernández daba por hecho que no habrá expediente a la compañía, dado que el barco pasa revista con periodicidad y además se sabe que son buques con un mantenimiento excelente.

Aún así el susto pudo haber sido mucho más grande. Según el relato del Capitán Marítimo el incendio se ha producido en la sala de máquinas. “Ha habido una explosión por una concentración de gases donde hay una tubería de carga de fuel oil, habrá habido un escape por lo que sea. Se han dado cuenta de la gravedad del problema el personal de guardia en la máquina e inmediatamente se han concentrado, han salido de la máquina, la han cerrado de forma estanca, como establecen los procedimientos y han disparado el sistema contra incendios de CO2, que deja sin oxígeno la sala de máquinas y en 4 minutos el incendio estaba apagado”, ha relatado el capitán marítimo.

Tras conocer el incidente se ha activado todo el protocolo de salvamento, partiendo de la base de que se sabía que no había heridos y no serían necesarias evacuaciones aéreas. Se ha preparado todo el despliegue del remolque. “La gente se queja que ha sido lento, no puede ser de otra forma, conlleva un riesgo. El remolque no puede tirar con toda la potencia que tiene porque sino podría partir el enganche y cada media milla habría que volver a empezar”, ha explicado Fernández.

La decisión sobre hacia que puerto dirigir el barco estaba clara desde el principio. El barco se encontraba a sólo 4 millas de Ceuta y al triple de distancia de Algeciras.

Fernández lamenta que algunos pasajeros hayan visto truncadas sus vacaciones o al menos el inicio de las mismas y espera que finalmente todo sea sólo “algo que contar en la cena de Nochebuena”.

bomberos balearia