VIAL Y APARCAMIENTO

La Autoridad Portuaria demolerá sus chalés y cederá esa parcela a la Ciudad para uso dotacional

La Autoridad Portuaria demolerá sus chalés y cederá esa parcela a la Ciudad para uso dotacional
Imagen de las casas que serán demolidas.
Imagen de las casas que serán demolidas.  

Tras "años" de "irregularidad", el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria ha decidido este martes apoyar la más radical de las tres alternativas que le planteó su presidente, Rafael Rodríguez, para los chalés ubicados detrás del 'Lidl', que serán demolidos. A partir de ahora se inicia un proceso básicamente "jurídico" que implicará aclarar los derechos adquiridos por sus actuales ocupantes, que Rodríguez ha asegurado no saber ni quiénes son, e instarles a desalojarlos.

Después, el Puerto prevé ceder a la Ciudad Autónoma la parcela, de casi 18.000 metros cuadrados, para un uso dotacional que, salvo sorpresa, en principio incluiría un nuevo vial y una zona de aparcamientos.

Rodríguez ha llevado al Consejo tres posibles salidas para las casas de dos plantas que ocupan distintos altos (y no tan altos) cargos de la institución que hasta hace nada no pagaban ni el agua por ellas: tasarlas y venderlas, revisar la regulación de su uso (con más de medio siglo de antigüedad) o echarlas abajo.

La parcela está excluida de la zona de servicio y desafectada del dominio público “por no resultar necesarios estos bienes para la realización de actividades portuarias esenciales o complementarias, ni para mantener la integridad del espacio portuario” y forma parte del patrimonio de la entidad, todo ello de acuerdo con una Orden del Ministerio de Fomento de 2015 que aprobó “la delimitación de espacios y usos portuarios”.

El uso de los chalés viene regulado por el Reglamento para Uso y Arriendo de las Viviendas de Empleados aprobado por la Dirección General de Puertos y Señales Marítimas en el año 1948.  En ese texto se reservaba el uso de estas viviendas “a los empleados de la Autoridad Portuaria” y se establece como criterios de adjudicación “la categoría profesional” (ahora el nuevo presidente, por ejemplo, no ha tenido acceso a ninguno) y a igualdad de ésta, “el número de miembros de la unidad familiar”.

La normativa establece que “dentro del orden jerárquico correspondiente a las categorías”, criterio fundamental para establecer “el orden de prelación” a la hora de entrar a las casas, tendría derecho preferente “en caso de tratarse de empleados de la misma categoría” aquel  “con la familia más numerosa”.

Entre los actuales residentes los hay con un régimen “asimilado al de pago de renta antigua” y con “el régimen de retribución en especie de conformidad con las instrucciones recibidas de Puertos del Estado”. Por un lado están las viviendas cuyo uso se adjudicó por la Junta de Obras del Puerto con anterioridad a la Ley 27/1992 de Puertos del Estado y de la Marina Mercante que tienen un régimen “asimilado al de pago de renta antigua” y por otro están las adjudicadas con posterioridad a la entrada en vigor de dicha norma por la actual Autoridad Portuaria de Ceuta, que tienen “el régimen de retribución en especie de conformidad con las instrucciones recibidas de Puertos del Estado”.