Marruecos salda con un tibio discurso de carácter interno las esperadas críticas a la visita real


Marruecos salda con un tibio discurso de carácter interno las esperadas críticas a la visita real

Como era previsible, la reacción marroquí al anuncio de visita de los Reyes a Ceuta se ha producido en poco menos de 24 horas, y como también era normal teniendo en cuenta la coyuntura actual, el discurso oficial de Rabat no ha sido ni mucho menos beligerante. En una información prácticamente destinada de forma única a consumo interno, el portavoz del Gobierno marroquí, Jalid Naciri, ha declarado que espera que esta decisión no afecte a las relaciones de amistad entre ambos países, según recoge la propia agencia oficial de noticias MAP.

Las habituales referencias al colonialismo, a ciudades "expoliadas" y a la conciencia del pueblo marroquí de la auténtica identidad de Ceuta y Melilla han ocupado una vez más el grueso del discurso institucional marroquí. Un malestar por parte del Gobierno del país vecino que tan sólo se limita en esta ocasión según Naciri a una "diferencia de fondo" sobre la situación de las ciudades autónomas, a la vez que apela a los intereses "legítimos" de ambos países y a la necesidad de mantener el diálogo y la consulta. Algo más contundente ha sido el primer ministro, Abas el Fassi, que ha declarado que espera que los Reyes de España decidan suspender una visita que le produce un profundo "lamento y rechazo".

Los Príncipes de Asturias se encontraban de viaje oficial en Marruecos al mismo tiempo que desde la Casa Real se confirmaba la próxima visita de los Reyes a Ceuta y Melilla. Los Gobiernos de Ceuta y Melilla ya han reaccionado a las palabras de Marruecos. Juan Vivas ha asegurado que estas palabras no alteran el estado de satisfacción de todos los ceutíes, mientras que el Ejecutivo melillensa habla de "injerencias" por parte de Marruecos.

Marruecos salda con un tibio discurso de carácter interno las esperadas críticas a la visita real