Imprimir

El Gobierno inyectará un millón en 2020 al hotel municipal, que no prevé beneficio, a fondo perdido

Pablo Matés | 08 de diciembre de 2019

El Hotel sigue consumiendo los recursos públicos./archivo
El Hotel sigue consumiendo los recursos públicos./archivo

El hotel público parece haberse convertido en un pozo sin fondo para las arcas municipales. Mientras no consta la devolución de los 170.000 euros que ha recibido a lo largo de los últimos meses de las arcas municipales para poder hacer frente a sus gastos, por el embargo de sus cuentas tras la salida de Meliá, en los presupuestos para el próximo año se ha incluido una inversión de un millón de euros, que pagará íntegramente la Ciudad Autónoma para remodelarlo de arriba abajo.

¿Ese millón de euros es mucho o es poco? Es infinitamente más de lo que destinará el Gobierno, por ejemplo, a la construcción de nuevas viviendas de promoción pública, cero euros. ¿Es más prioritario mejorar las instalaciones públicas destinadas a un servicio de restaurante o eventos para bodas, bautizos y comuniones o consignar dinero para reparar los techos de los polideportivos que literalmente hacen aguas e impiden los entrenamientos de clubes e incluso las competiciones infantiles? Y eso, en una empresa pública que en sus presupuestos para 2020 prevé  cubrir gastos, descontando ese millón de euros que saldrá de las arcas públicas a fondo perdido.

Este pasado fin de semana, el Gobierno anunció la remodelación del suelo de todas las habitaciones por un coste de 50.000 euros. A esa cantidad se sumará otro millón de euros más que la sociedad explica en su memoria de presupuestos para “el mantenimiento de las instalaciones asociadas a la prestación de los servicios del hotel”. En esos servicios se incluye la “compra de maquinaria de cocina, lavandería, oficina, mobiliario de restauración y banquetes, adecuación del sistema contraincendios, sustitución del grupo electrógeno y depósitos de agua sanitaria” o “la reestructuración del área de las cocinas para adecuarlas a la reglamentación vigente, así como diversas reformas en las zonas de personal y comunes, entre otros”. Sí, pero también se incluye la “remodelación de la suite” y “la decoración de salones para eventos”.

Todo eso sin que se desglose en detalle el presupuesto de cada una de esas acciones de remodelación. Dicho de otro modo, cabe la posibilidad de que la Ciudad se gaste 200 euros en remodelar la suite y 1.000 en decorar los salones o 100.000 euros en cada una de esas acciones.

Y todo en un contexto de caída del negocio, tal y como reconoce la propia sociedad en su memoria de presupuestos para 2020:

“el incremento de la cifra de negocios en habitaciones se ve perjudicado por varias razones que afectan al hotel, como la situación en la frontera para atraer el cliente de Marruecos, el aumento de rotaciones de helicópteros a Algeciras y Málaga que hace que tengamos menos pernoctaciones”.

Una realidad tozuda, que la sociedad cree poder revertir con esa inversión de un millón de euros “para mejorar su aspecto y volver a ser atractivo para el cliente”. Aunque queda por ver cómo repercutirá esa “mejora del aspecto” en que quien viaje por negocios a la ciudad opte por incrementar sus gastos pasando una noche en la ciudad en lugar de regresando a la península en el último helicóptero.

En la memoria, la sociedad reconoce lo que es un secreto a voces, la avería del aire acondicionado: “La falta de insonorización de los salones y la avería del aire acondicionado que nos impide celebrar muchos de ellos” merma el crecimiento de eventos.

En total la sociedad Hotel Puerta de África ha presentado un presupuesto para 2020, aún pendiente de aprobar, por valor de 3.712.000 euros. En ese presupuesto las nóminas y los seguros sociales de los empleados se llevan 1.926.510 euros. A los que se sumarían otros 783.689 euros en gastos corrientes en bienes y servicios (entran la factura de luz,, la conservación y la reparación de instalaciones, otros gastos de funcionamiento, los gastos en habitaciones y restauración y el suministro al restaurante) , más otros 2.385 euros de gastos financieros. Ni rastro de la devolución de los préstamos de 170.000 euros realizados desde la Ciudad en los últimos meses y que, según las fuentes consultadas por Ceutaldia.com aún no habrían sido devueltos tal y como se había prometido por el Gobierno.

En total suman 2.712.583 euros en gastos, la misma exacta cifra que prevé ingresar por su explotación el hotel, que ha presupuestado 1.731.368 euros de ingresos por habitaciones. Con el restaurante prevé facturar otros 901.935 euros, cantidades a las que suman 21.529 euros por el alquiler de salones y otros 57.752 euros por “otros ingresos”.

Es decir, el hotel prevé que el año que viene simplemente cubrirá sus costes y seguirá recibiendo dinero por parte de la Ciudad, sumando a los 170.000 euros ya prestados este año otro millón de euros extra para remodelar la instalación. Comportándose así como una sociedad pública de carácter social y no mercantil, en la que es posible seguir perdiendo dinero por su aportación al conjunto de la sociedad, como sucede con la práctica totalidad de entes municipales y autónomos.

Mientras tampoco se incluye en los presupuestos un solo euro de ingresos por la morosidad detectada al salir Meliá de la explotación, una cuenta que rondaba el medio millón de euros y que incluía a la propia Ciudad como el deudor  más importante, partidos políticos, empresas o el desaparecido club AD Ceuta, entre otros.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/gobierno-inyectara-millon-2020-hotel-municipal-preve-beneficio-fondo-perdido/20191204152542211215.html


© 2020 Ceuta al Día

Ceutaldia

© 2005 – 2016 Ceutaldia.com- Diario Digital