PP de Ceuta

La ONU declaró el 8-M como el Día Internacional de la Mujer. Algunas fuerzas políticas quieren que sea el Día de unas mujeres contra otras. Algunas fuerzas políticas quieren instrumentalizar las movilizaciones del 8-M.

Han publicado un manifiesto que expulsa a todas las mujeres que no comulgan con su intransigencia y afán de división. Persiguen discriminar al discrepante con ataques y engaños al PP.

El manifiesto impone una visión sectaria y limitada de la mujer dejando fuera e, incluso, ofendiendo a una mayoría de ellas que han demostrado defender la igualdad sin comulgar con credos sectarios. Se puede defender a la mujer sin imposiciones ni enfrentamientos.

El 8-M tiene que ser el día de todas las mujeres, un día en el que todos nos unamos en una causa común y que no sea una jornada contra nadie. El PP celebrará el Día de la Mujer, mirando al futuro, con la sociedad civil comprometida con la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres.

En todas sus etapas de gobierno, el PP ha legislado y ha adoptado medidas a favor de la igualdad y contra las brechas salariales, de pensiones y de conciliación.

Las oportunidades de las mujeres empiezan por un empleo. Esta es la realidad:

Siempre que ha gobernado, el PP ha creado más empleo femenino que ningún otro partido. Y el PSOE, siempre que gobierna, aumenta el paro femenino: Sánchez ya acumula 20.000 paradas más que cuando llegó al Gobierno.

Buscando siempre el mayor consenso posible, creamos un complemento por maternidad en las pensiones (y hemos propuesto extenderlo a las mujeres con un solo hijo), legislamos el teletrabajo y situamos la brecha salarial por debajo de la media europea. Todo con el PSOE en contra.

En 2011, con el PSOE, la contratación indefinida de mujeres se desplomaba a un ritmo del 30%. El PP dejó el Gobierno con más mujeres con contratos indefinidos que nunca y con este tipo de contratos creciendo un 20%. Lo conseguimos siempre con el PSOE en contra.