Imagen de la proclamación de la Carta Magna de 1978.
Imagen de la proclamación de la Carta Magna de 1978.  

José Antonio Cebrián Benavides

La constitución española es símbolo de la unidad de todos los españoles, así pues, están todos los derechos y deberes del ciudadano de a pie español. Es el principal argumento contra los enemigos internos de la patria, como el secesionismo: “Artículo 2: La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.

No estaría de más, el mencionar algunos de los problemas de España, opino que, deberíamos ser más estrictos con ciertos temas. Como por ejemplo, no permitir que otros países nos tachen de antidemocráticos por impedir unas votaciones ilegales, como las catalanas. Los partidarios del movimiento independentista catalán, suelen referirse al referéndum escocés como ejemplo de su lucha, mas la diferencia es clara, el referéndum escocés estaba admitido en la constitución del Reino Unido. Como no se consiguió el objetivo, ahora se compara con Kosovo, un proceso independentista violento. Todo este escrito que hoy realizo con toda voluntad, es para que los españoles tomemos consciencia de lo importante que es conocer nuestra constitución.

A vosotros, señores del gobierno, os pido que reflexionéis sobre la situación de España actualmente. ¿Cómo es posible que un profesor o un alumno se vaya al País Vasco y tenga que aprender obligatoriamente el euskera? “Artículo 3: 1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”. Si es el castellano lengua oficial de España, nadie, a excepción de los habitantes de las comunidades con leguas cooficiales, debería estar obligado a usarla. Este artículo debe cumplirse estrictamente.

Pienso que todos estos problemas se podrían corregir enseñando la historia de España, desde celtas e íberos hasta el siglo XXI, con el mayor entusiasmo posible para transmitir a los jóvenes el sentimiento del orgullo patrio, y dejar claro la huella de España en el mundo de Europa a Asia, pasando por América. También se debe enseñar que en América no se produjo un genocidio, sino una mezcla de culturas. Se debe incluir en los libros de historia el comercio namban como prueba de la influencia española en todo el mundo oriental (en este caso en Japón).

El Valle de los Caídos debería estar protegido y no debería desenterrarse a Francisco Franco, ya que tanto él como Negrín forman parte de la historia de España

También pienso que es necesario aumentar el respeto hacia los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, porque estos están allí para ampararnos y deben ser tratados con el mayor respeto posible, protegen a todos los españoles.

Llegados a este punto quiero hacerle una mención al Valle de los Caídos. Este monumento debería estar protegido y no debería desenterrarse a Francisco Franco, ya que tanto él como Negrín forman parte de la historia de España. Debería ser un monumento de reconciliación, los conflictos entre españoles ya pasaron y debemos enterrar el hacha de guerra.

Solo pediría que, por lo menos, no se impida también el traslado de Franco a la Almudena, ya que lo más humanitario sería cumplir la que fue su voluntad en vida. Debemos cicatrizar las heridas y para ello, nuestro Rey Emérito Juan Carlos I de España con la ayuda de los representantes de los diferentes partidos del momento, escribió la constitución.

Desde aquí le mando un grato saludo a la Familia Real, en especial, a nuestro rey Felipe VI, por estos tiempos tan turbios.