Marcos García, exrepresentante asociativo y muy decepcionado

La Justicia Militar nos sorprende de nuevo.

Hemos visto casos de expedientes abiertos por tan solo aparecer detrás de una pegatina de un Partido Político exponiendo el caso de soldados ninguneados por el Ministerio de Defensa, mientras que por otro lado PSOE de Murcia publica en su propia web que una Cabo en activo forma parte de sus listas, parece ser que aparecer en actos Sindicales en nombre de una Asociación Militar no era suficiente para ella, cabo que por cierto siendo Delegada de la Igualdad de AUME todavía estamos esperando que se pronuncie acerca de casos de acoso sexual como el visto en televisión últimamente y que para más Inri es de su misma Base, o el caso de acoso laboral a la Soldado Valdearcos también conocido por medios de prensa.

¿Está la Justicia Militar a la altura de las circunstancias o se utiliza como método para callar a los incomodos y mirar para otro lado si vistes el color del Gobierno?

Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas en su artículo 7 nos dice:

- Neutralidad política y sindical.

1. El militar está sujeto al deber de neutralidad política. No podrá fundar ni afiliarse a partidos políticos y mantendrá una estricta neutralidad pública en relación con la actuación de los partidos políticos.

2. El militar no podrá ejercer el derecho de sindicación y, en consecuencia, no podrá fundar ni afiliarse a sindicatos ni realizar actividades sindicales. Tampoco permitirá su ejercicio en el ámbito de las Fuerzas Armadas, salvo las que para el personal civil se contemplan en la Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical y demás legislación aplicable. En todo caso mantendrá su neutralidad en relación con la actuación de los sindicatos. Los miembros de las Fuerzas Armadas no podrán recurrir a los medios propios de la acción sindical, entendida como negociación colectiva, adopción de medidas de conflicto colectivo y ejercicio del derecho de huelga. Tampoco podrán realizar acciones sustitutivas o similares a este derecho, ni aquellas otras concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de las unidades de las Fuerzas Armadas.

Las actuaciones en representación de una Asociación Militar hacen que sus representantes se muevan en ámbitos políticos, lo cual hace que algunos representantes de estas Asociaciones, a veces nos guste con quien o no, tengan que arrimarse al mundo de la política, siempre manteniendo la neutralidad como así dictan nuestras normas.

Ya vimos a la Diputada Zaida Cantera acusar a Asociaciones de ser franquistas y de ultraderecha en la Comisión de Defensa, de ahí podríamos deducir que solo se expedienta a quien no les baila el agua y se archivan los casos de los que sí, a pesar de que unos se les vea tanto con Vox como firmando manifiestos antifranquistas, por lo que a título personal diría que poco o nada pueda tener el compañero expedientado con esta formación política y que si mantiene su neutralidad política reuniéndose tanto con Delgado Ramos de Unidos Podemos como con Cano Leal de Ciudadanos, como así hemos podido observar a lo largo de su corto pero intenso recorrido asociativo.

El agravio comparativo visto ahora mismo es claro, y esperamos se solucione con el archivo del expediente de nuestro compañero, que como el mismo declaro en su defensa “nunca asistió a un acto político y si a la exposición de un documental”.

Está a la vista de un ciego, con todos mis respetos a estos, que si formas parte de listas de partidos políticos a los que acaricias la espalda, aun después de traicionar estos a todo un colectivo no cumpliendo con su voto en una Proposición No de Ley, o si formas parte de las Asociaciones que desconociendo el motivo real no arremeten contra un Gobierno que ha abandonado durante años a un colectivo y encima agradece la cercanía a nuestra Ministra no te ocurre nada, pero si por el contrario dices verdades como puños intentan silenciarte.

¿Por qué la “Unidad de Acción” de las Asociaciones Militares se levanta del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas) en señal de protesta de unos expedientes y de otros no?

Una vez más me pregunto, ¿estamos representados por los mejores, o ya están demasiado moldeados a gusto del Ministerio de Defensa unos “parece ser” estómagos agradecidos?