trace camión
trace camión  

Juan Redondo

Difícil es saber que se habrán creído estos señores del comité de empresa de la adjudicataria de la limpieza urbana de esta ciudad. Se está viendo, que aunque aparentemente estén ejerciendo un derecho que por ley le asiste, en estos casos, los continuos amagos, solo demuestran que todo esto es más un intento de chantaje dirigido, por ciertos elementos con intereses espurios en toda esta cuestión.

Visto lo visto se está demostrando que ya sea por la pertenencia a un partido político de algunos componentes de ese comité de empresa o porque la empresa tensa la cuerda para que, aun sabiendo que no esta cumpliendo con el pliego de condiciones conseguir las certificaciones necesarias, la cuestión siempre obedece a interés ajenos al de los ciudadanos siendo al final quienes sufrimos las consecuencias. Con todo esto se esta entrando, como se diría vulgarmente, en arenas movedizas, siendo por lo que algunos tendrán, en su momento, que rendir cuentas.

Es un deber sacar este tema a la luz publica, pues en su momento parecía que era algo inmediato la rescisión del contrato, pero dado el desbarajuste existente a la hora de la adjudicación del servicio, donde primó mas la baja temeraria que la preparación de la empresa para que, con un mínimo de garantías, hiciera frente a este reto. Pero no, se optó por dárselo al que se le tenia que dar, sin reparar en las carencias de esta UTE, algo que ya venia con un bagaje muy clarificador, pero que parece ser que, o bien que no vieron los tecnicos de la ciudad o bien no fueron estos los mas capacitados, por decirlo de manera suave. Sin ser un Seneca en la materia, aquí hay algo que no huele muy bien y no solo es la basura.

De ahí que le pida al señor Vivas que de una vez por todas y viendo las perspectiva para el nada halagüeñas en las próximas elecciones, coja el toro por los cuernos y plántese y al menos deje clarificado este tema ante de su marcha, si es que la hubiera, pero para eso habrá que tener muchos bemoles y según su trayectoria, eso es algo que usted no ha querido o no ha podido demostrar.