Bombas para Arabia Saudí

S.J. - UVE


Estaba convencido de que iba a escribir sobre la Rey Juan Carlos y los másteres, pero como ese tema es un no parar y además un amigo mío ha puesto en el grupo de whatsapp que todos los políticos son iguales (se refiere al hecho de que España al final va a vender las bombas a Arabia Saudí), he cambiado de tema.

A ver, cómo lo explico. Empecemos con los datos: España le vende armas a un país que no tiene el más mínimo respeto por los derechos humanos (ahorcan a los homosexuales, por ejemplo) y sabiendo que esas armas son utilizadas en la guerra contra Yemen, bien. Bombas que masacran a hombres, mujeres y niños. Ojo, hijos como los suyos, como los que tiene en su mesa comiendo ahora mismo.

Evidentemente, las bombas, barcos de guerra, pistolas, etc, no se venden para decorar una casa, su finalidad es matar. Dato.

A todo esto, se pone en peligro un contrato que tiene firmado Arabia Saudí con Navantia en Cádiz, y ahí empiezan los problemas.

A la pregunta a cualquiera de los trabajadores de si ¿sabes que lo que van a construir sirve para matar a hijos como los suyos?, su respuesta es: "me importa un carajo, yo lo que quiero es darle de comer a mi familia; ¿legítimo?

Cuando España vende esas armas a ese país no solo está incumpliendo la legislación nacional, sino también la internacional, que prohíbe ese tipo de comercio. Dato.

Pero las leyes nos la saltamos a nuestra conveniencia (ayer me leí los derechos de los inmigrantes cuando llegan a España y me daba la risa), realidad matrix que yo la llamo, del tipo: el monarca es intocable y me salto la ley y no pasa nada..

 De hecho, respecto a las armas, Alemania o Canadá ya no se las venden.

Bien, la pregunta es: ¿tienen los trabajadores de navantia que cargar con el peso de las decisiones del gobierno?

Hago otra pregunta hipotética: si le haces la contabilidad a tu jefe sabiendo que trafica con drogas en b, pero te paga 2000 euros al mes y si decides irte pones en peligro el bienestar de tu familia, ¿te irías? A fin de cuentas tu solo llevas la contabilidad, ¿no?

Mi opinión al respecto es la siguiente, opinión...: estimo que el gobierno de un país tiene que garantizar el trabajo digno y de calidad a sus ciudadanos (lo dice la Constitución, matrix...) y si restringe el contrato con un país asesino debe tener alternativas para esos trabajadores, que seguro que si les dieran a elegir entre construir bombas o construir peluches de bob esponja por el mismo dinero, elegirían los segundo.

Por eso es injusta e inmoral la pregunta de si preferimos vender armas a un país en guerra o no venderlas e irnos al paro.

Y ojo, son ingenuos los trabajadores al pensar que han sido sus movilizaciones las que han parado el tema (opinión), el gobierno, entre otros, tiene un contrato multimillonario con Arabia Saudí por la construcción del Ave de Medina a la Meca.

O sea, que como ven ustedes, el factor decisivo en todo esto, como casi todo en la vida es....el dinero!!

El dinero mueve conciencias, adormece pensamientos, tergiversa conceptos, destruye ideas, aniquila las éticas. El dinero, el dinero como dogma, como eje, como factor común en infinidad de asuntos de nuestra vida.

¿Legítimo? No lo sé. Opino que todo esta en la cultura y en la sociedad que naces. Son los valores que te inculcan desde pequeño los que determinan (uhm...el determinismo) tu pensar y tu actuar.

A fin de que cuentas, ¿de qué te sirve el dinero en una isla desierta?

Malos tiempos para Kant, malos tiempos para los niños de Yemen.