Las elecciones andaluzas, las mujeres y Vox

S.J. - UVE


S. J.

Uf, analizar las elecciones andaluzas. Horas y horas de programas en televisión con analistas, expertos, páginas y páginas en los periódicos, etc...y yo aquí analizando el asunto.

A ver, son tantas las ideas que no sé por dónde empezar.

Lo primero que se me ocurre es, modestamente, que las cosas, muchas veces, son más simples de lo que parecen: la gente está harta, muy harta y el hecho de cambiar algo, sin profundizar mucho...en quién o a través de quién hacer ese cambio, les hace movilizarse. Creer en algo es una necesidad humana: el ateo reza cuando el avión falla...

Recurrir al argumento de que hay 400.000 "fascistas" en Andalucía que han votado a Vox, no solo me parece simple y equivocado, sino injusto. Entre otras cosas porque conozco a gente que los ha votado y no lo son.

¡Ojo!, igual de injusto que considerar "comunistas" a los votantes de Podemos: conozco muy bien a uno que no lo es.

Sigamos: opino, modestamente otra vez, que las elecciones se han hecho a nivel nacional, porque ha habido dos factores que para mí han tenido un peso extraordinario: Cataluña y la inmigración...

En cuanto al primero, hay mucha gente que no quiere, no traga, no soporta a los catalanes (injustamente, creo), y que castiga a todo aquel que se acerque a ellos (psoe, podemos). Curiosamente a mucha gente les importa más una bandera que un rescate bancario donde perdemos dinero, pero es así (lo emocional se impone a lo racional) y yo no lo voy a cambiar.

El segundo genera inseguridad, intranquilidad, desasosiego, cuando los datos, objetivamente nos dicen que ni de lejos la inmigración está en sus peores números en España (ojo, ni de lejos: dato)

Sigamos: a todo esto irrumpe un partido que destroza las encuestas: Vox. Podría decirles que ni el 1% de sus votantes se ha leído su programa, pero ¿quién se lee el de los demás? Casi nadie.

De las cosas que podrían "preocuparme" de Vox (lo pongo entre comillas porque nuestras vidas no cambiarán tanto gane quien gane), el principal son las mujeres; me explico: no voy a entrar aquí a recordar frases del número 1 de Vox en Andalucía del tipo: putas o piojosas de izquierdas, porque no merece la pena, pero sí sería conveniente que la gente supiera que este partido, entre otras, quiere erradicar los matrimonios entre personas del mismo sexo (el tema ya me cansa) o derogar la ley de violencia de género.

Cierto es que desde un punto de vista estrictamente jurídico, alterar la carga de la prueba puede parecer una aberración, pero es que es tanta la desigualdad de la que se parte entre hombre y mujer que, para mí, la alteración está justificada. Opinión.

Pregunto: ¿cuántos casos conocen ustedes de mujeres que maten a sus maridos? ¿Y al revés...?

En una conversación con compañeros me argumentaban que conocen casos de hombres maltratados por mujeres pero que no denuncian porque en comisaría "se ríen de ellos"

Y lo que ellos dan como argumento no es para mí sino una prueba más de que vivimos en una sociedad machista. ¿por qué una mujer no va a poder pegarle a un hombre? ¿Acaso no tiene manos?

Machismo en estado puro.

Ahí tienen la sentencia de la manada: abuso sexual y no agresión....

Me preocupa una vuelta a valores tan de otro siglo...Acabar con las autonomías, potenciar la caza y los toros o construir un muro en Ceuta, me preocupan mucho menos que lo anterior.

Y lo que sí me gustaría pedirles son dos favores:

1. Por favor, no entren en disputas, peleas, confrontación, violencia, por la política, créanme, no merece la pena: uno de mis mejores amigos vota a Vox y saca a mi perro cada vez que trabajo...te quiero, amigo.

2. Por favor, no se crean todo lo que ven en Facebook, Instagram, etc: no es verdad que los inmigrantes tengan sanidad mejor que la de los españoles; no es verdad que delincan más que los españoles, no es verdad que les den trabajo antes que a los españoles, no es verdad que les den casas gratis, no es verdad que paguen menos impuestos que un español en sus mismas circunstancias, y así tantas cosas. Todo lo que les acabo de decir son datos.

Pero sobre todo recuerde el punto 1: ya hay demasiada confusión y fricción como para que nosotros lo empeoremos. Nuestro sistema democrático es muy fuerte como para que uno u otro lo desestabilice; el ejemplo lo tienen en Madrid o Barcelona: sigue habiendo comida en los súper a pesar de la hecatombe que se nos venía encima.

Perdonar y amar es siempre mejor que odiar y culpabilizar. Bueno, es solo un consejo, cójanlo, estamos en Navidad.