Todos hemos visto con pena, imagino que al menos casi todos..., cómo ardía Notre Damme, un símbolo cristiano no solo de Francia, considero que de toda Europa.

 

La "polémica" surge cuando en poquísimos días se ha recaudado una cantidad muy importante de dinero para restaurarla; indignación en redes sociales por parte de algunos que criticaban que, cómo es posible recaudar tanto dinero en tan poco tiempo para restaurar "piedras" a la vez que, por ejemplo, hay tantas y tantas personas pasando hambre.

Bien, si quieren saber mi opinión les diré que me parece perfecto que se recauden esos millones y muchos más para arreglar la iglesia, cada uno aporta el dinero que quiere para lo que quiere. Además, este hecho (recaudar tanto dinero en tan poco tiempo) refuerza mi idea, y es la idea que quiero resaltar hoy: la idea de que hay dinero para todo, de que las decisiones que afectan a millones de personas solo dependen de la voluntad humana, en este caso de la voluntad política.

Que vivimos en un mundo tremendamente injusto y desigual es una obviedad, claro está, pero intuyo que no nos acercamos a pensar que otro mundo existiría si de verdad hubiese voluntad para mejorarlo. Por ponerles un simple ejemplo a nivel local (imaginen esto multiplicado por miles y miles de ejemplos a nivel local...), leo que los doce directores generales de Ceuta ganan más que el Presidente del Gobierno. Bien...

Solo con lo defraudado en dos casos en España (Eres y Gürtel), habría dinero para ayudas sociales que mejorarían la vida de millones, y repito, millones de personas en España.

Sigo leyendo noticias y veo que existe un plan de catedrales en España (no lo sabía) que ha destinado en los últimos 20 años, 500 millones de euros, ojo, de dinero público a mejorarlas. Sin entrar en el debate de si somos un estado aconfesional o no (no tengo ganas de discutir obviedades), la esencia del planteamiento reside en la ignorancia que a todos nos domina (ignorancia de la que en mucho no somos culpables porque ya se encargan de que sigamos ignorantes) de que existe pobreza simplemente porque es algo inevitable.

No somos conscientes de la cantidad de miles y miles y miles de millones de euros que nos cuesta la corrupción en España. Solo con lo defraudado en dos casos en España (Eres y Gürtel), habría dinero para ayudas sociales que mejorarían la vida de millones, y repito, millones de personas en España.

no es el problema el coste que nos suponen los inmigrantes, inmigrantes que necesitamos para que no envejezca nuestra población; el coste de políticos corruptos, de la avaricia humana y de la poca voluntad de hacer un mundo mejor, es el auténtico y único problema.

No, no existe voluntad real de mejorar este mundo tan injusto, si la hubiese no habría tanta miseria y desigualdad.

No, no es el problema el coste que nos suponen los inmigrantes, inmigrantes que necesitamos para que no envejezca nuestra población; el coste de políticos corruptos, de la avaricia humana y de la poca voluntad de hacer un mundo mejor, es el auténtico y único problema.

Solo vemos el iceberg del problema, porque dinero, lo que se dice dinero, no es que haya para todos, es que sobra, pero no queremos repartirlo, somos así (y digo somos, no son...).

En fin, feliz viernes santo y paz a los hombres de buena voluntad, sean agnósticos o creyentes, mientras que sean de buena voluntad que importa lo demás.