climáticos

Bruselas cede a la presión y suaviza los retos climáticos para 2030

Este nuevo paquete climático para 2030, que de momento solo tiene valor político, contrasta con el más ambicioso que la UE adoptó para 2020

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles fijar un objetivo obligatorio de recorte de emisiones de CO2 para la UE del 40% en 2030 (respecto a los niveles de 1990) con el fin de mantener el liderazgo en la lucha contra el cambio climático. Bruselas pide además una cuota obligatoria de renovables del 27% para la UE, pero sin metas individuales para cada Estados miembros, y prescinde del objetivo de eficiencia energética en 2030.