DESCONVOCADA LA HUELGA

El Gobierno de la Ciudad decide municipalizar el servicio de autobús y pone fin al conflicto

El Gobierno de la Ciudad decide municipalizar el servicio de autobús y pone fin al conflicto
bus protesta jun22
Protesta de la plantilla de autobuses el pasado junio./archivo
La Presidencia de la Ciudad se ha reunido este sábado por la mañana con los representantes de la plantilla que han expuesto la oportunidad de municipalizar el servicio y han logrado el compromiso del Gobierno de iniciar de inmediato los trámites para recuperar la gestión del bus urbano. En contraposición, la plantilla ha decidido desconocer la huelga que hubiera dejado sin bus las noches de feria.

El Gobierno de la Ciudad en una decisión sin precedentes ha decidido acabar con el conflicto en la empresa de autobús que amenazaba incluso el orden público durante las noches de feria por la huelga convocada por la plantilla. Lo ha hecho prometiendo a la plantilla iniciar de “manera inmediata” el proceso de municipalización de la empresa, según se recoge en un comunicado remitido por el Gobierno a los medios.

El Gobierno ha recibido a los representantes de la plantilla este sábado por la mañana a petición´de ellos. En la reunión, según ha relatado el Ejecutivo la plantilla “ha expuesto que nos encontramos ante una oportunidad para mejorar la calidad del servicio mediante el inicio, de manera inmediata, del procedimiento conducente a la gestión directa del mismo, por cuanto que ellos supondría, entre otras ventajas, aumentar la calidad y cobertura de este; renovar la flota tanto desde el punto de vista tecnológico como medioambiental; dotar de estabilidad a los puestos de trabajo; evitar situaciones conflictivas como la presente, y fomentar el uso del transporte público”.

Y la Presidencia de la Ciudad ha dado el visto bueno a la idea. “Se ha comprometido a establecer, de manera inmediata, un grupo de trabajo dirigido a culminar la expresada finalidad de asumir la Ciudad la gestión directa de dicho servicio, previo cumplimiento de los trámites y requisitos legales que sean de aplicación y contando con la audiencia y participación de los distintos grupos políticos de la Asamblea”. No parece que vaya a haber mucha oposición, el PSOE ya barajó la idea en su programa electoral hace 4 años, Ceuta Ya! Casi a la misma hora que se daba a conocer la decisión del Gobierno ha emitido un comunicado pidiendo la municipalización. Y VOX que votó en contra al inicio de la legislatura de la municipalización, una vez en la oposición, ha llevado al Pleno la propuesta.

El paso al frente del Gobierno ha supuesto que se desconvoque la huelga por parte de la plantilla “ante las expectativas que se abren”. Además el Gobierno recalca que ha pesado también el “manifiesto interés de servir a los ciudadanos de Ceuta y no causar ningún perjuicio a nuestros vecinos, en particular en unas fechas tan señaladas como estas”. Por tanto habrá bus las noches de feria con total normalidad y sin servicios mínimos.

La situación estaba enquistada después de que el jueves la empresa decidiera retirar cualquier oferta a los trabajadores para renovar el Convenio Colectivo y suspendiera la negociación sin previsión de retomarla. Tanto así que la empresa aseguró a algunos medios que el Consejo de Administración estudiaría este sábado por la mañana si volvía a la negociación o no.

La actitud y la estrategia negociadora de la empresa, que ha recibido más de un millón de euros de las arcas públicas para sufragar las pérdidas, había colmado la paciencia de los representantes del Gobierno en la mediación que ya insinuaron el viernes que la opción de la intervención estaba sobre la mesa.

La empresa desechó el trabajo previo de la mediación del Gobierno que se sentó con los sindicatos con el ánimo de rebajar sus pretensiones iniciales y lo logró. Tras dos primeras ofertas en la mesa de negociación por parte de la empresa al alza, en la tercera reunión rebajo la oferta de subida salarial del 3,5 al 2,5 por ciento para una vez llegada a la cuarta cita del jueves, retirar la oferta y levantarse sin negociar. 

Este sábado, la empresa ha remitido que había planteado una subida del 6 por ciento en todos los conceptos en una paga extra a final de año con lo que entendía que cubría las pérdidas de poder adquisitivo por el IPC y añadía un 4 por ciento consolidable en todos los pluses y el salario base. Los trabajadores que reclaman al menos un 6 por ciento por encima del IPC de forma estable en la nómina rechazaron la oferta y se abocaron a dejar las noches de feria sin bus. En ese comunicado la empresa no dudó en acusar a la plantilla: “Se está produciendo un chantaje por parte de trabajadores a la empresa y la Ciudad que tienen como único fin la municipalización del servicio”, recogía el texto remitido por la empresa.

Queda por ver ahora si la decisión supone paralizar el proceso de licitación del servicio, con la concesión caducada más allá de cualquier límite legal desde hace 4 años. El propio portavoz del Gobierno, Alberto Gaitán, aseguró el viernes que los pliegos ya estaban en Contratación y que la idea era adjudicar el servicio antes de que terminara el año.

Sea como sea parece que los tiempos de Hadú-Almadraba llevando vecinos de los barrios al centro han tocado a su fin.

El Gobierno de la Ciudad decide municipalizar el servicio de autobús y pone fin al conflicto