El Gobierno reconoce el desaguisado de Madrid con los comedores, pero “no lo podemos deshacer”


El Gobierno reconoce el desaguisado de Madrid con los comedores, pero “no lo podemos deshacer”

- Este miércoles es el día clave para ver cómo funciona el servicio sin que esté claro quienes son beneficiarios del mismo

- La oposición en bloque saca los colores al PP y abronca al Ejecutivo por su indolencia ante el absurdo provocado por Madrid entorno al servicio de comedor y las becas para el mismo

En teoría este miércoles abrirán los comedores escolares prestando servicio a quienes ya lo recibían el año pasado y sin haber pagado a sus proveedores en muchos casos. En teoría. Lo que sucederá en realidad es difícil de prever al hilo de los discursos realizados de forma pública por la FAMPA, los docentes o la propia oposición en los últimos días. El último capítulo se vivió este martes en el Pleno donde ante la brutal ofensiva dialéctica de la oposición el Ejecutivo local por boca de su consejera de Asuntos Sociales, Rabea Mohamed, reconoció parte del desaguisado que ha originado la ‘gestión’ del Ministerio de Educación con su Dirección Provincial y la Delegación del Gobierno a la cabeza.

“Tenemos voluntad de aperturar los comedores escolares y la voluntad de ampliar las becas de comedor. Puedo reconocer que todo esto ha venido a destiempo, lo del Ministerio, pero no podemos deshacer esto”, concedió la consejera ante las abrumadoras críticas de la oposición escuchadas de forma estoica por toda la bancada popular, que, en parte y de forma privada, reconoce el desastre originado por la administración central.

Mohamed acabó derrotándose y sugiriendo a la oposición que las dudas que les queden las trasladen “a la Dirección Provincial”. El contexto fue una propuesta del PSOE de Ceuta en la que se planteaban algunas cuestiones relativas a la situación que atraviesan los comedores escolares y cuyo fin era el de arreglar el asunto de una vez por todas para tranquilidad de los usuarios, padres y alumnos, recordando que es un derecho y que no sólo se trata de ayudas para que niños de familias en dificultades puedan comer bien al menos una vez al día, sino que se trata de una medida de carácter conciliador entre la vida laboral y la familiar.

Desde el inicio y tratando de cortar el fuego que se veía venir, Mohamed, anunció la imposibilidad de maniobra del Ejecutivo local y el voto en contra a una propuesta que le pedía al Gobierno de Vivas de forma abierta que mediara y se injiriera en asuntos de la Delegación del Gobierno.

La oposición fue una voz única y un clamor en contra de lo que parece un desastre a todas luces y que quizás con mayor vehemencia resumió el diputado de Caballas, Juan Luis Aróstegui, cuyo discurso, esta vez sí, agradeció el proponente, José Antonio Carracao y suscribió tanto el socialista como la propia diputada no adscrita, Fatima Hamed.

Aróstegui acusó al Ejecutivo de “haber perdido el sentido de la responsabilidad” en un asunto que “en cualquier otra ciudad” habría provocado que “la población se sublevara”. “Una tragedia” provocada por “ineptos, irresponsables e incompetentes que se burlan de nosotros”, inflamó Aróstegui.

El de Caballas resumió el absurdo generado: el Ministerio resolverá las solicitudes de las becas para los comedores dentro de 6 meses, allá por febrero o marzo, mientras 1.450 ceutíes que han solicitado la beca no saben si tienen derecho a comer o no en la escuela porque no hay nadie seleccionado y las plazas rondan las 650, según la versión de Aróstegui.

“¿Qué pasa? Se les va a dar de comer dentro de 6 meses todo lo que no comieron y se van a llevar en una fiambrera la comida de esos 6 meses ¿Qué espanto se ha creado?”, ha evidenciado el absurdo Aróstegui.

Aróstegui ha pedido al propio Vivas que haga valer su peso como presidente del PP regional para intervenir y hacer gestiones de forma directa en Madrid: “Usted tiene mucha responsabilidad y debería hacer llegar esto a quien fuera”, le ha espetado.

Carracao ha cerrado el debate reiterando la postura del PSOE y de la oposición en bloque y recordando que además de la oposición la propuesta venía avalada por una consulta realizada de forma urgente a los directores de los centros que cuentan con el servicio de comedor. Dio igual, el PP votó que no. Pero el problema sigue encima de la mesa. Este miércoles vivirá un capítulo más, quizás uno más bochornoso. Sin que ni tan siquiera el impago a los proveedores aparezca ahora como algo clave.

Lea también:

- La capacidad del Ministerio por "mofarse de las familias ceutíes" indigna a la FAMPA

- Gómez ordena reabrir los comedores escolares igual que el año pasado aunque no haya todavía becarios

- Caballas critica la "chapuza" organizada por los gobernantes del PP con los comedores escolares

- Los comedores escolares estarán cerrados hasta que Ministerio y Ciudad firmen un convenio

- El PSOE pide a la Ciudad un convenio con el ministerio, más becas y mantener los comedores abiertos

- La FAMPA pide a la Ciudad que abra los comedores escolares hasta que se adjudiquen las becas

- "Pagaremos el precio que sea necesario por un sistema educativo público de calidad para Ceuta"

- Dos equipos de Caballas recorrerán Ceuta para informar y ayudar a pedir cualquier prestación pública

- Asuntos Sociales cuenta con 120.000 euros para becas de comedor escolar para alumnado sin recursos

- Caballas urge a la Ciudad a acordar con el Ministerio la prestación del servicio de comedor escolar

- FECCOO denuncia que el Ministerio dejará a 200 niños de Ceuta sin beca de comedor escolar

- El PSOE instará a la Ciudad a poner dinero para ampliar las becas de comedor del Ministerio

- El Ministerio cambia el régimen de adjudicación de las becas de los comedores escolares ceutíes

El Gobierno reconoce el desaguisado de Madrid con los comedores, pero “no lo podemos deshacer”