efecto

El efecto Abel continúa

El efecto Abel Resino sigue dando su fruto en un Granada que comienza a poner tierra de por medio con los puestos de descenso gracias a una trabajada victoria frente al Málaga. Los goles de Ighalo e Iñigo López dejaron en simple anécdota el tanto anotado por Rondón. Leer


El efecto Simeone busca el primer triunfo a domicilio

Se aferra el Atlético al efecto provocado por Cholo Simeone para intentar saldar una cuenta pendiente que lo machaca esta temporada. Es el peor equipo a domicilio de Europa. Sus números son horrorosos como visitante, sin el calor que alienta el Vicente Calderón, y ni el optimismo que ha sembrado el entrenador argentino ha arreglado el problema. El Atlético solo ha conseguido dos puntos de 24 posibles y pretende desquitarse en San Sebastián con la primera victoria de la campaña en curso. La irrupción a mitad de temporada del entrenador argentino ha cambiado la dinámica del Atlético. En dos part...

El Rayo contra el efecto Reyes

No se ha hablado de otra cosa en Sevilla en los últimos días. La llegada de José Antonio Reyes a la que fue su casa ha dejado en un segundo plano el partido que tiene que disputar el conjunto que dirige Marcelino ante el Rayo Vallecano. Leer


Miribilla no surte efecto

El grupo del Bizkaia BB tiene miga. A pesar de nombres míticos de la Euroliga, Fenerbahçe turco (anfitrión, al menos su pabellón, de la final four) y Olympiacos griego, junto al Caja Laboral, hasta la fecha el más solvente. Y, sin embargo, es el duelo de la igualdad, lo que hace que defender tu casa sea lo más parecido a la supervivencia. El Bizkaia, mal viajero, sabe que debe sobrevivir en su territorio en espera de vuelos menos ajetreados. De momento, ayer, ante un rival de prestigio dejó las llaves puestas en la cuesta y le vaciaron de existencia, a pesar de que ajustó la defensa, más agresiva, más intensa, liderada en muchos momentos por Hervelle, una especie de jabato bajo su aparente aspecto frágil, que acabó contagiando a toda la tropa. Y eso que el belga resbaló en la primera acción del partido, todo un síntoma para los supersticiosos. Fue un accidente. Parecía un engaño, pero acabó siendo un mal presagio. El belga imprimió carácter al equipo y su testigo lo tomó de mil amores Marko Banic, el tipo más singular del equipo vizcaíno, que asumió sin despeinarse (literalmente) el alma defensiva del equipo y el contrapunto anotador para mantener la autoestima del colectivo.

El Club de Madrid analiza el efecto de las nuevas tecnologías sobre la democracia

Las nuevas tecnologías de Internet son el sustento de la democracia del futuro. Prueba de ello son las revoluciones populares en países autoritarios del mundo árabe y la oleada de insatisfacción ciudadana que ha recorrido diversos países occidentales, como Estados Unidos o España. Esos movimientos sociales se comunican y organizan a través de las redes sociales, como Twitter o Facebook, y se han distanciado paulatinamente de los medios de comunicación tradicionales.