funeraria

Una funeraria ofrece sepelios e incineraciones gratis a desempleados

Morirse es caro. La caja, el coche fúnebre, el tanatorio y la incineración o entierro puede costar en torno a los 3.000 euros. Para aquellos que no se encuentran en su mejor momento económico el fallecimiento de un familair puede convertirse en un verdadero problema económico. Por ello, una funeraria de Valladolid ha aprovechado la celebración de sus 75 años, para lanzar una camapaña muy particular que ofrece, desde el 1 de septiembre y hasta finales de año, el pago de la totalidad de los gastos del sepelio y la incineración. Juan Guitart, responsable de la funeraria, ha explicado que l...