INFORME

El MDyC pedirá a la Ciudad que "intervenga" las Brigadas Verdes para salvaguardar a sus trabajadores

El MDyC pedirá a la Ciudad que "intervenga" las Brigadas Verdes para salvaguardar a sus trabajadores
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) va a pedir al Gobierno de Ceuta que "intervenga" las Brigadas Verdes para evitar que los perjuicios de la “irregular” gestión de la FPAV sean pagados por los trabajadores de las mismas. Así lo ha asegurado tras "conocer el borrador del informe de la auditoría solicitado por la actual Directiva de la Federación", en el que se dice que "la gestión realizada por la anterior directiva ha puesto en grave riesgo la continuidad del proyecto debido a las numerosas irregularidades que se han detectado".

Para el Movimiento, la situación en la que se encuentran las Brigadas Verdes "exige una solución inmediata, sobre todo cuando se financia única y exclusivamente con fondos municipales, que proteja los intereses de los y las trabajadoras, que no son culpables de los tejemanejes ni de la anterior Junta Directiva, ni del Desgobierno que lo ha permitido". Igualmente, exigirá "que se adopten las medidas necesarias para que se asuman las responsabilidades económicas, políticas y penales de las que cada uno sea responsable".

En el dictamen lla ma la atención sobre que "la Gerencia ha informado de la no disponibilidad de toda la documentación exigible, ni de los documentos originales” y que “se han detectado diferencias que no han podido ser aclaradas satisfactoriamente y no hemos obtenido documentación justificativa suficiente de ciertas imputaciones contables”.

La serie de incumplimientos de todas las normativas existentes por parte de la anterior Directiva de la FPAV demuestra, a juicio del MDyC, que "los controles puestos por el Desgobierno del Sr. Vivas a los proyectos que se subvencionan son ineficaces e insuficientes, por lo que se hace necesario mejorar las fórmulas con que se verifica la utilización de los fondos públicos".

El informe del auditor alude a "el abuso de los cheques al portador (a pesar de su prohibición en el propio contrato) de los que no existe justificación fehaciente de los fines para los que se utilizaron" y a la “falta de documentación soporte justificativa de algunos movimientos habidos en la cuenta bancaria”, por un importe de 153.327,32 euros.

Sobre dichos movimientos indica el informe que: “se trata pues de reintegros y pagos de los que desconocemos su destino y quién los recibe, pero lo sí sabemos con seguridad es que no constan incluidos en la cuenta justificativa (…) causando entre otros perjuicios un déficit de tesorería para ejecutar los fines propios de la subvención”.

Y subraya “se ha puesto de manifiesto que la entidad Proyectos Brigadas verdes no podría afrontar los pagos pendientes a 30 de junio, dado el déficit existente de tesorería, que según nuestros cálculos (…) ascendería como mínimo de -248 mil euros. Dicha diferencia en nuestra opinión, tal y como se ha indicado en el apartado anterior, principalmente se ha debido a la existencia de pagos o reintegros realizados no incluidos en las cuentas justificativas, y de los que se desconoce su destino a la fecha, junto a otros desajustes temporales entre los gastos incurridos y los subvencionados, así como por la utilización de los fondos de una subvención a otra.”

"Graves irregularidades"

Según el MDyC, "otra de las graves irregularidades que describe es lo que denomina 'caja única', la anterior Junta Directiva utilizaba la subvención de las Brigadas Verdes para hacer frente a los pagos de la FPAV, lo que provocó que no se hicieran frente al pago de la Seguridad Social, provocando un incremento de la deuda de más de 50.000 euro al perder las bonificaciones, una deuda de la que responsabiliza a la anterior Junta Directiva el informe del Auditor por la negligencia con la que actuó".

Para el MDyC, "la falta de trasparencia con la que ha actuado tanto el Ejecutivo de Vivas como la anterior Junta Directiva, así como la falta de exigencia de los métodos de control de las justificaciones, ha provocado esta situación de posible quiebra del proyecto, por lo que entendemos que deben salvaguardarse los intereses y derechos de los y las trabajadoras de las Brigadas Verdes quienes no son responsables de la negligente gestión realizada por la anterior Junta".

Tal y como ha reproducido, el análisis afirma que "no nos consta que la Junta Directiva tomara las medidas adecuadas para solventar el desequilibrio patrimonial existente, (…) han sido graves actos perjudiciales para el patrimonio de la misma, pues era conocedor de la situación de insolvencia y no se tomaron las medidas necesarias para resolver la situación”.

Para los de Fatima Hamed, ello prueba que "la anterior Junta Directiva no rindió cuenta en ningún momento a la Asamblea de la FPAV" y que "as soluciones deben tomarse con luz y taquígrafos, no como piensa hacer el Bipartito del Sr. Vivas con la muleta del PSOE del Sr. Ehrnández, ocultando los graves problemas tras promesas imposibles de cumplir".