MARROQUÍES ATRAPADOS EN CEUTA

¿Y si la razón del plantón de Marruecos fuesen las declaraciones de Vivas y sus socios de Gobierno?

¿Y si la razón del plantón de Marruecos fuesen las declaraciones de Vivas y sus socios de Gobierno?
Miembros de Vox y del Gobierno en un minuto de silencio.
Miembros de Vox y del Gobierno en un minuto de silencio.  

En la madrugada del sábado, una caravana de autobuses cruzaba Fnideq rumbo a Bab Sebta. Su misión era la repatriación de los marroquíes que habían quedado atrapados en Ceuta con la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus COVID-19. A este lado de la frontera, Delegación de Gobierno, que llevaba más de una semana en conversaciones con la administración marroquí en Tetuán para preparar el traslado, tenía listo el dispositivo y la Policía Nacional y la Guardia Civil estaban alerta para velar por el orden y la seguridad en el traslado a través del paso fronterizo del Tarajal. Todo estaba listo. Era cuestión de horas, aseguraban en Delegación de Gobierno. Todo parecía indicar que se desarrollaría a lo largo del domingo. Pero no fue así. 

Desde entonces, Marruecos guarda silencio. La operación de traslado parece haber quedado congelada. Nada saben en Delegación de Gobierno, que sigue sin noticias de las autoridades marroquíes y nada saben del motivo de la aparente suspensión. La prensa marroquí aseguraba este martes que las desavenencias giran en torno al número de personas susceptibles de ser incluidas en esta operación de repatriación. Según asegura el diario marroquí Le360, cercano a la Casa Real, Marruecos no está dispuesta a tolerar que las ciudades autónomas decidan la cifra de marroquíes que deben volver a su país, inflándola con indocumentados y menores no tutelados y no con aquellos que realmente se quedaron atrapados en las ciudades autónomas.

Pero, la corresponsal de El Español y la Cadena SER en Marruecos, Sonia Moreno, apunta otra lectura de las desavenencias que han provocado que el Reino Alauita haya paralizado o, tal vez suspendido, la repatriación de sus nacionales atrapados en la ciudad autónoma. Desavenencias que no serían con Madrid, sino con Ceuta. En concreto con las declaraciones del presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y sus socios de gobierno. “El malestar es de Marruecos con la ciudad autónoma por ciertas declaraciones y acciones de algunos políticos y partidos que dañan las relaciones bilaterales”, señala la corresponsal en Marruecos en su cuenta de Twitter, desde la que viene siguiendo el minuto a minuto de esta operación de repatriación frustradaa.

Una explicación que encaja en los tiempos de este misterio, marcado por el silencio de Marruecos desde que el viernes se iniciara el traslado de los marroquíes atrapados en Melilla. Una operación que vino acompañada por un mensaje desafiante del Gobierno de Ceuta, amenazando con cerrar el pabellón de La Libertad, dejando en la calle a los transfronterizos, si Marruecos no hacía en Ceuta lo mismo que estaba haciendo ya en Melilla. El Ejecutivo de Vivas amenazaba con la venda antes siquiera de tener herida alguna: ”El Gobierno de la Ciudad considera que se trata de una medida acertada y que espera sea aplicada en Ceuta de manera simultánea. De lo contrario, sería un tratamiento discriminatorio absolutamente incomprensible”. 

Y el domingo, mientras decenas de marroquíes atrapados en Ceuta acudían a la mezquita de Sidi Embarek, atraídos por el falso rumor de que los autobuses partían desde la explanada frente a la asociación Luna Blanca, el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, participaba en la habitual videoconferencia de presidentes autonómicos con La Moncloa. Una vez más, en plena pandemia de coronavirus, Vivas volvió a centrar sus quejas en los marroquíes alojados en La Libertad, exigiendo que fueran los primeros en ser devueltos a su país.

Un discurso, que Vox ha defendido vehementemente en Ceuta y también en el Congreso de los Diputados. Los alrededor de 200 marroquíes albergados en el pabellón polideportivo de La Libertad han sido el centro de atención para el partido de ultraderecha desde que a mediados de marzo se decretara el estado de alarma. Vox reivindica que tanto la atención como la manutención de los marroquíes atrapados en Ceuta por el estado de alarma y el gasto necesario para ello han de correr a cuenta del Estado, por lo que la diputada Teresa López viene preguntando insistentemente al respecto. Hasta ahora sin éxito. Este jueves, la diputada nacional por Ceuta, Teresa López, acusaba al presidente de la Nación, Pedro Sánchez de convertir a España en "una marioneta en manos de Marruecos"

Sea como fuere, tres días después de que toda una flota de autobuses cruzara Fnideq de madrugada para llevarse de vuelta sus compatriotas atrapados en Ceuta, siguen sin cruzar la frontera de la ciudad autónoma, donde aun nadie sabe, a ciencia cierta, qué frustró la repatriación.

¿Y si la razón del plantón de Marruecos fuesen las declaraciones de Vivas y sus socios de Gobierno?