Los supuestos yihadistas detenidos en 2013 rechazan el terrorismo en la Audiencia Nacional


Los supuestos yihadistas detenidos en 2013 rechazan el terrorismo en la Audiencia Nacional

- 'Marquitos', el presunto líder de la cédula, dice sentirse un "cabeza de turco" y afirma que planeó viajar a Turquía para visitar "campos de refugiados sirios" pero no a "luchar" en Siria

- La Fiscalía pide penas de entre 10 y 12 años para once presuntos islamistas acusados de captar y enviar a terroristas suicidas

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha comenzado este miércoles el juicio contra once presuntos miembros del grupo terrorista Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL) que están acusados de crear y financiar desde abril de 2012 una célula radicada en Ceuta y Marruecos que envió 'yihadistas' a Siria con el objetivo de cometer atentados, algunos de ellos suicidas. Karim Abdeselam, alias 'Marquitos', ha condenado el "terrorismo" y ha denunciado ser un "cabeza de turco" durante el juicio, en el que ha afirmado que planeó viajar a Turquía para visitar "campos de refugiados sirios" pero no a "luchar" en Siria.

En la vista, durante la que la Fiscalía pide penas de entre 10 y 12 años para once presuntos islamistas acusados de enviar a terroristas suicidas a Siria, varios imputados han subrayado que el Corán prohíbe inmolarse y han denunciado el trato "discriminatorio" que han sufrido en prisión, según han recogido las agencias, a causa de su religión.

El supuesto colíder (con Ismael Abdellatif Al Lal, 'Stifo') de la célula, radicada en Ceuta y Marruecos y desarticulada hace casi tres años, ha negado haber enviado a combatientes a la yihad y ha añadido que si buscó en Internet y en una agencia de viajes billetes para desplazarse a Turquía fue para ponerse en contacto con una mezquita y visitar después un "campo humanitario de refugiados sirios". "Para luchar no", ha sentenciado.

"Otra vez me acusaron de pertenecer a Al Qaeda, ahora del Estado Islámico, cuando salga otro grupo me acusarán también por ello. La otra vez trajeron testigos protegidos y testimonios falsos", ha proseguido el acusado, que considera que "han querido buscar una cabeza de turco". Además, ha rechazado ser un "referente" para sus sobrinos Rochdi Abdeselam y Nordin Ahmed ni haber acompañado o dado "instrucciones" a otras personas para inmolarse en la "guerra". "Está prohibido por la religión matarse a uno mismo. Condeno cualquier terrorismo", ha aseverado.

"Está prohibido por la religión matarse a uno mismo"

Al ser preguntado por el fiscal Vicente González Mota sobre el material de propaganda para la yihad intervenido en su ordenador, Abdesalam ha señalado que solo tenía información del conflicto de Siria a la que puede acceder cualquier persona en la red Youtube y ha denunciado haber sufrido un "trato discriminatorio" a causa de su religión durante su estancia en la prisión de Castellón. "Me han quitado los libros y la gorra de mi religión", ha añadido.

En el mismo sentido se ha expresado Abdelkrim Chaib, que ha dicho haber servido dos años en el Ejército español y ha indicado que guardaba información sobre violaciones y agresiones a ciudadanos sirios para "informarse" sobre la situación de sus "hermanos" pero no para adoctrinar a futuros yihadistas. En este sentido, ha apuntado que nunca ha contactado con las familias de voluntarios enrolados en las filas del Estado Islámico o DAESH.

"La yihad la estoy haciendo yo en mi casa. No me hace falta viajar hasta Siria para hacer la yihad, la estoy haciendo todos los días en mi casa levantándome a las 7 de la mañana para limpiar servicios de subsaharianos, para fregar o para limpiar los cristales de los cuartales militares", ha afirmado Tarik Mustafa, abrillantador, que ha dicho ser "adicto a la droga" como 'Marquitos'. "Soy adicto a la droga, me meto coca, me meto pastillas...", ha relatado.

El fiscal también solicita once años y medio de cárcel para Rochdi Abdeselam, 'Tuita', al que, además del delito de pertenencia a organización terrorista, imputa otro de tenencia de armas de fuego, ya que en el registro de su domicilio en la barriada del Príncipe se le incautó una escopeta de cañones recortados.

El resto de presuntos integrantes de la red, que habrían realizado labores de captación, adoctrinamiento, financiación y logísticas para el envío de 'yihadistas', se les imputa un delito de integración en organización terrorista penado con un total de diez años de cárcel. Se trata de Abdelkrim Chaib Abdelaziz, 'Chatarra'; Mohamed Heyouf Mohamed, 'Aiuf'; Tarik Mustafa Hamed, 'Conejo'; Abdelah Abdeselam Ahmed, 'el Cojo'; Yassin Ahmed Laarbi, 'Pistu'; Abdeluahid Sadik Mohamed, 'Pinchito'; Abdesamij Laiachi Abdeselam, 'Abdeselam'; y Nordin Ahmed Lah, 'Veneno'.

Lea también:

- El fiscal pide entre 10 y 12 años de cárcel para los presuntos yihadistas liderados por 'Marquitos'

- 'Marquitos' se convirtió en "un referente del yihadismo" en Ceuta tras su arresto en la 'Duna'

- González Pérez: "Quien empieza lanzando piedras llega al 'narco' y acaba viendo 'la luz de Dios"

- La Audiencia alerta de que entre los integristas crecen las llamadas a hacer "la Yihad en casa"

- UPyD cree que el control sobre las actividades radicales en Ceuta "debería ser aún mayor"

- El entorno de los presuntos yihadistas defiende su inocencia y pide "justicia"

- Los presuntos yihadistas del Príncipe mandaron a 12 personas desde Ceuta a Siria a cometer atentados

- Localizan un revólver, una recortada y munición en los registros de la operación contra el yihadismo

- Marruecos felicita a España por el golpe contra el terrorismo yihadista dado este viernes en Ceuta

- La Ciudad traslada su "apoyo absoluto" a Policía, Guardia Civil y Audiencia Nacional

- El ministro del Interior dice que se ha dado "un duro golpe" al terrorismo islamista en Ceuta

- Interior liga a los 8 detenidos en Ceuta con la red de filiales terroristas de Al Qaeda

- Policía y Guardia Civil lanzan una operación contra la captación de ceutíes para viajar a Siria