20 DE OCTUBRE

ADICAE le enseña a reclamar

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros,en colaboración con  la Consejería de Sanidad y Consumo de la Ciudad Autónoma de Ceuta ,dentro de su programa de actuaciones estas realizando durante este año va a realizar un curso titulado como hacer una...

Al Idrissi
Nuevo año islámico

Al Idrissi te desea un feliz 1440

El centro cultural Al Idrissi celebró con todos sus alumnos la entrada del nuevo año islámico 1440 para desear a toda la comunidad musulmana un feliz primer día del mes de Muharram, "en comienza a transitar el Año 1440. Qué sea el inicio de un año pleno de nuevos proyectos...

Te doy mis ojos - Trailer
Vídeo

Te doy mis ojos - Trailer

Director: Iciar Bollain Intérpretes: Laia Marull, Luis Tosar, Candela Peña, Rosa María Sardá, Kiti Manver, Sergi Calleja, Elisabeth Gelabert, Nicolás Fernández Luna, Dave Mooney, Chus Gutiérrez Género: Drama Sinopsis:...

Opinión

El alcalde y su té moruno

- Cuando los grandes pensadores y pensadoras de la actualidad se siguen reuniendo y debatiendo acerca de la convivencia, la interculturalidad y las fórmulas para acertar con un modelo social inclusivo de todas las personas que lo componen resulta que la respuesta se la podía haber dado hace tiempo el señor Vivas.

Un té con pastas en Gibraltar

Nuestro ministro de Asuntos Exteriores se ha pasado la tarde en Gibraltar. Algo que muchos hemos hecho por el simple hecho de darnos un paseo por su calle comercial o para subir a ese Peñón, famoso por tener una colonia de monos cuya fama de cabrones no tiene parangón.

Moratinos ha acudido al Peñón para tomarse un té con las autoridades gibraltareñas y con el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, una nación que es aliada de España y socia común de la UE aunque mantenga su propia moneda. Actualmente uno cruza la famosa verja chocándole los five al guardia británico sin más requerimiento que un educado hello. El foro tripartito tiene muchos asuntos que resolver y por eso se ha reunido hoy. Problemas que llegan por la situación en la que ha vivido el Peñón desde hace casi 300 años y que decisiones unilaterales y poco reflexionadas han ido demacrando.

Los habitantes de Gibraltar -y de la comarca obrera española- nunca olvidarán el cierre fronterizo que ordenó Franco y que amenazó con dejarles en la ruina. No fue así, el Reino Unido reaccionó y posibilitó, mediante discutibles decisiones, que la colonia almacenase dinero a granel por su condición de paraíso fiscal. Durante décadas, miles de empresas han aprovechado esa ganga tributaria del Peñón con la que lavar dinero negro era tan sencillo como ir a comprar el pan.

Tanto dinero acumulado ha permitido décadas de empleos para los habitantes del Campo de Gibraltar y a día de hoy, el aeropuerto es utilizable por ciudadanos de ambos lados de la verja. Al fin y al cabo todos somos europeos. "Tan fácil como en Luxemburgo", se defiende el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana.

La eterna reivindicación española sobre la soberanía del Peñón es, además de desfasada, una parte más de la escasa visión geopolítica que debe tener un Estado del siglo XXI. Para hablar de nacionalidad hay que preguntarle al gibraltareño qué le gustaría ser después de británico. Tres siglos de historia no se destruyen con facilidad, por mucho que nos guste creer que piensan igual que nosotros. Su realidad ha sido muy distinta.

En lugar de reclamar desde las vísceras, un político responsable debe buscar salidas dialogadas para mejorar la vida las personas. Creo que a eso es a lo que ha ido Moratinos, detalle que le aplaudo. No he hecho lo mismo cuando el ministro ha reclamado la soberanía, porque creo que pedir su integración en nuestro país es ponerse a la altura de la reivindicación marroquí de Ceuta y Melilla. Dos ciudades que son tan españolas como británica es Gibraltar desde hace siglos.

Igual que a un gaditano -o a un ceutí- le gusta utilizar el aeródromo de Gibraltar para ir de viaje, a un gibraltareño le encanta poder cruzar la verja y gastarse su sueldo con una mariscada en La Línea de la Concepción. A todos nos gusta volar a buen precio, y a todos nos gusta comer barato. A Gibraltar se le puede reprochar el efecto negativo en el tejido empresarial de la zona que conlleva su sistema tributario y también su desprecio al cuidado del medio ambiente. Pero no se puede echar en cara su soberanía, porque es suya.

El futuro pasa por alejarse de posturas nacionalistas absurdas en pleno mundo globalizado. Crear rivalidades y envidias no favorece la convivencia. De chillones y pajaros de mal agüero es recurrir al drama, al llanto y a la concentración a favor de la defensa de la nación. Es una postura que, a lo largo de los siglos no ha servido para nada, porque no implica lo básico: preguntar ¿qué quiere ser usted, sir?

El té verde parece prevenir el cáncer, pero las pruebas son insuficientes

El té es la segunda bebida más consumida del mundo. Por delante no está ni el vino, ni la cerveza, ni el café ni ningún otro líquido. Sólo el agua. La costumbre de beber té ha sido durante milenios algo exclusivo de China, Japón y otros países orientales, y no llegó a Europa hasta el siglo XVII. Los ingleses hicieron del té negro una bebida nacional, mientras otros países como Italia o España han sido tradicionalmente cafeteros. En los últimos años, sin embargo, ha empezado a extenderse por muchos países occidentales el té verde, y lo ha hecho además con el reclamo de que es bueno para la salud y de que previene el cáncer.

Ali y Bel discuten en el pleno quién ha visitado más recientemente Benzú y quedan para tomar un té

Una de las primeras propuestas presentadas al pleno por el grupo UDCE-IU ha terminado desviándose en un conato de discusión entre Mohame Alí y la portavoz popular Yolanda Bel sobre quién ha visitado más recientemente la barriada de Benzú. A la denuncia del líder de la UDCE de que el Gobierno del PP tiene abandonada esta zona, Yolanda Bel respondió indicando que debía hacer mucho que el señor Alí no acudía por allí, ya que la situación no era tan grave como él indicaba, con problemas de electricidad, pavimentación o saneamiento entre otros. Unas palabras de la portavoz del Gobierno a las que Alí respondía que había visitado la barriada anteayer, rebatidas por la propia Bel que no tenía ningún problema en asevera que si fue así, ella lo hizo ayer mismo. Una extraña discusión dentro del marco de un pleno de la Asamblea, que ha terminado en una invitación, por lo visto formal, de Bel a Alí para visitar juntos la barriada, a la que también se ha apuntado ni corto ni perezoso el propio Juan Vivas, que además ha propuesto tomar un té todos juntos.