REACCIONES

Carracao alaba el trabajo de la jueza y admite que la Comisión de Vivienda no hizo bien su trabajo

Carracao alaba el trabajo de la jueza y admite que la Comisión de Vivienda no hizo bien su trabajo
José Antonio Carracao, ex secretario general del PSOE de Ceuta
José Antonio Carracao, ex secretario general del PSOE de Ceuta  

El ex secretario general del PSOE, José Antonio Carracao ha convocado a los medios de comunicación locales para valorar el auto del Caso Emvicesa una vez que se ha hecho público el sobreseimiento de su imputación.  Una comparecencia a título personal que ha aprovechado para alabar el trabajo de la jueza de instrucción, Raquel Lucini, que el mismo día en que emitía el auto abandonaba su puesto en Ceuta rumbo a un nuevo juzgado en el Puerto de Santa María.

Carracao “como ciudadano” ha agradecido el trabajo de Lucini en un caso como el de Emvicesa que “que se merecía una persona con interés  de profundizar en él y este es el caso de esta jueza”.  El ex líder de los socialistas ceutíes asume también la crítica que desliza la jueza en su auto. Crítica que considera “normal”. “Desde el punto de vista de la jueza este hecho tendríamos que haberlo conocido, tendríamos que haber hecho más para esclarecer….”, reconoce, compartiendo la culpa con el resto e integrantes de la Comisión de Vivienda. Una labor de investigación que, no obstante, no puede permitirse un partido político con solo tres diputados, aunque recuerda que el PSOE que él lideró fue muy activo en sus denuncias en materia de vivienda, con denuncias de casos concretos.

Carracao si ha discrepado con la jueza respecto a su valoración sobre su implicación en el Caso Emvicesa, asegurando que nada tiene que ver porque “por no hacer ni iba a las reuniones”.  Una ausencia que ha explicado recordando que en aquella etapa trabajaba en el Ayuntamiento de Algeciras. “Nunca hubo dejación de funciones, el PSOE estaba representado en la Comisión de Vivienda, si no asistía era por un hecho conocido por todos y es que yo trabajaba en Algeciras, mi asistencia a los plenos era de obligado cumplimiento y tenía la posibilidad de ausentarme  de mi puesto de trabajo pero lo que no podía era para estar en una comisión en la que por cierto no se cobraba, no había ningún tipo de remuneración, solo es una convocatoria a una reunión en la que cuando no podía asistir, otros compañeros me suplían”.

El otrora líder socialista, hoy funcionario de la ciudad alejado de la vida política, asegura que sopesó guardar silencio tras conocerse el auto que lo exoneraba, pero cree que “hubiese sido injusto con su familia, con quienes me apoyaron” y votó al PSOE cuando yo lo representaba. La única valoración que puedo hacer es de satisfacción, porque después de tantos meses de investigación finalmente no hay nada que s eme pueda achacar, ni lo más mínimo que s e me pueda afear y la tranquilidad de que todo haya acabado al menos para mí”

 Eso sí, espera que igual que se informó de su condición de investigado, se informe debidamente de su sobreseimiento. “Siempre me comporté de manera legal, siempre trabajé para el interés general y  que en cualquier caso, con las limitaciones que pudiera haber tenido por capacidad, pero nunca por estar  alejado de ese interés general”.