CORONAVIRUS

Al menos, 15 días más de aislamiento y sobre la mesa más restricciones

Al menos, 15 días más de aislamiento y sobre la mesa más restricciones
vivas-sanchez videcon 22mar
vivas-sanchez videcon 22mar  

El presidente del Gobierno mantiene, al igual que hiciera el domingo pasado, durante la mañana de este domingo una videoconferencia con todos los presidentes autonómicos. En ese encuentro les ha anunciado lo que todo el mundo daba por descontado, que el Ejecutivo pedirá al Congreso una prórroga de 15 días del Estado de Alarma. El líder del Partido Popular, Pablo Casado, principal grupo de la oposición ya anunció nada más decretarse el estado de alarma el pasado sábado 14 de marzo, que su partido apoyaría la medida, así que se da por descontado que el confinamiento en el hogar durará al menos hasta principios de abril.

La regulación del Estado de Alarma obliga al Ejecutivo de Sánchez a prorrogarlo de 15 en 15 días y siempre con el visado del Congreso. En China, Wuhan, principal foco de aparición del virus, el aislamiento va por los 60 días y con los datos actuales de contagios, rozando los 30.000 y a la espera de que la puesta en marcha de los tests rápidos dispare las cifras, hace pensar en que esa prórroga de 15 días no será la última. Los muertos se acercan a los 2.000 (1.720, según el último recuente) y Madrid a punto de superar la decena de millar de casos.

Además, quién fuera director de la Agencia EFE nombrado por el Ejecutivo en la anterior legislatura, el periodista Fernando Garea, ha publicado en el Confidencial.com que el Consejo de Ministros debate aumentar las restricciones.

En concreto, algunos ministros han solicitado hacer caso a los expertos chinos que creen que el actual confinamiento es laxo y piden cerrar totalmente la actividad económica, incluyendo un parón obligatorio para la Construcción, por ejemplo, que ha podido seguir funcionando esta semana.

Con ese escenario de un cierre mayor que impulsan algunos ministros dentro del Ejecutivo, según la información de Garea, surge otro frente: la posibilidad de instaurar una renta básica. Esas medidas, según su información las estarían impulsando el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Mientras que en contra se habría posicionado, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, que de momento, en este nuevo debate en el seno del Ejecutivo estaría contando con el apoyo del presidente. En el bando de Escrivá (independiente) e Iglesias (Podemos) se han alineado ya algunos ministros del PSOE, como José Luis Ábalos (Transporte) o Reyes Maroto (Industria, Comercio y Turismo).