hacha

El hacha de Rousseff toca en hueso

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afronta una rebelión en el Congreso que amenaza con paralizar una de las mayores economías emergentes del mundo. La reciente salida de la coalición de Gobierno del Partido de la República (PR) con 48 diputados y seis senadores -aliado del Partido de los Trabajadores de Lula y Rousseff desde 2003- es un claro síntoma de las dificultades que la presidenta tiene para mantener firme el timón del gigante sudamericano. Y es que la mandataria, de firme carácter, se ha embarcado en una lucha contra la corrupción que ya le ha costado roces dentro del PT, el divorcio con el PR y unas pésimas relaciones con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el grupo político más poderoso del país y sin el cual la gobernabilidad del PT es imposible.

Lorenzo saca el hacha de guerra en Estoril

Lorenzo sigue dispuesto a no dar su brazo a torcer en la lucha por el campeonato del mundo con Rossi y logró el mejor crono en los primeros entrenamientos de MotoGP de Gran Premio de Portugal, por delante de su compatriota Pedrosa y del mismísimo 'Dottore'.  Leer

Ciudad y Delegación entierran el hacha de guerra de la financiación de políticas sociales

Cuando una amistad es sólida, los pequeños desencuentros se olvidan pronto, y la relación entre el presidente Juan Vivas y el delegado José Fernández Chacón está ya más que cimentada. Si hace una semana había desencuentros entre Ciudad y Delegación por la reducción de financiación para políticas sociales, todo ha quedado olvidado ya, y en la firma de renovación del convenio para ayuda a domicilio sólo había saludos, abrazos, sonrisas y parabienes. Los cuchillos de la semana anterior ya guardados en el cajón, y de nuevo toca lucir amistad y recordar lo beneficioso que es para Ceuta que Vivas y Chacón se hayan convertido en almas gemelas.